El espía

Revelan nombre del síndrome que causó la muerte de Hiromi

Autor: Gabriela Cervantes

La cantante murió el pasado 27 de septiembre por complicaciones en su embarazo

Fotografía por: Instagram

La repentina muerte de Hiromi el pasado 27 de septiembre ha conmovido al mundo, la cantante y actriz de 34 años murió debido a complicaciones en su embarazo, que ahora sabemos estaban relacionados con el síndrome HELLP.

Aunque estaba planeado que la hija de Hiromi naciera hoy 10 de octubre, la cantante tuvo que ser internada de emergencia en el hospital debido a síntomas que revelan que padecía el síndrome de HELLP, considerado como una variante de la preclampsia.

"Tenía problemas gastrointestinales y náuseas. Se sentía mal", aseguró un familiar a la cadena Univisión Entrenamiento, durante el velorio de Hiromi, asegurando que esos síntomas fueron los motivos que hicieron que asistiera a revisión días antes, primero con el pediatra y luego con su ginecólogo.

Fotografía por: Instagram

Aunque le fue recetado medicamento para el dolor de estómago, Hiromi volvió a sentirse mal, por lo que su esposo Fernando Santana la llevó al hospital San Ángel Inn, donde le practicaron una cesárea.

Durante la cirugía que le fue practicada Hiromi sufrió varios paros cardiacos, pero a pesar de los esfuerzos médicos, no sobrevivió. "Ellos (los médicos) no dijeron que es mal de HELLP pero hasta doctores de la Naval han dicho que todos los síntomas coinciden", relató el familiar entrevistado.

"Obviamente ella, como mamá primeriza, se emocionó porque pensó que iba a dar a luz, pero en la cirugía se le colapsó el hígado y la niña no recibió oxígeno. Se le murió a ella adentro", dijo.

Fotografía por: Instagram

De acuerdo con Preeclampsia Foundation, el síndrome HELLP es una complicación del embarazo que amenaza la vida, por lo general considerado como una variante de la preclampsia. Ambas condiciones ocurren generalmente durante las últimas etapas del embarazo o, a veces, después del parto.

Los síntomas son dolor de cabeza, náuseas, vómitos, indigestión después de comer, sensibilidad abdominal o en el pecho, dolor al respirar, sangrado, hinchazón, presión alta, cambios en la visión.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook