El espía

Julián Gil lanza ultimátum a Marjorie de Sousa

Autor: Agencia JDS

"Voy a seguir peleando a muerte los derechos de Matías", expresó triste el actor argentino

Fotografía por: Photo JDS

Con gran tristeza pero a la vez con entusiasmo de salir airoso, Julián Gil ofreció una conferencia junto a sus abogados Eduardo Amerena y Rodrigo Carmona luego de que la Procuraduría General de Justicia (PGJCDMX) ejerció acción penal en su contra por los juicios que enfrenta de pensión alimenticia y violencia intrafamiliar hacia la mamá de su hijo Matías, Marjorie de Sousa.

Esto ocasionó que se activará el "Código Águila" hacia el actor argentino (que consiste en patrullar las 24 horas una zona indicada cuando una persona es señalada peligrosa) y en ese sentido no pueda hacerle daño a Marjorie de Sousa, quien actualmente trabaja en Miami, ni a su hijo Matías quien vive en México al no poder salir del país junto a su mamá por falta de pasaporte.

En ese sentido, su abogado penalista fue contundente y dijo que desde ayer que tuvieron una reunión en la PGJ (búnker) entre abogados de ambas partes para iniciar una nueva conciliación al discutir los motivos por los que Julián es señalado de agresivo contra su familia, le es "inaceptable que exista una carpeta de violencia intrafamilar contra Julián", cuando se ha demostrado que no lo es ni consume drogas.

Fotografía por: Photo JDS

Por ello y con la firmeza que demostró de garantizarle a Julián que le devolverá su tranquilidad en el menor tiempo posible fue duro en sus declaraciones. "Si tenemos que iniciar una batalla por violencia intrafamiliar casi imposible del rescate de Matías lo vamos hacer si es necesario", expuso Amerena.

Puso como límite una semana a los abogados de Marjorie para realizar la prueba de ADN que solicitó el actor y sea de forma privada para garantizar a Matías su traquilidad cuando crezca, sepa quiénes son sus papás y no sufra de Bullying en un momento dado por toda la novela que se ha hecho de este caso desde hace 7 meses que nació.

"No tengo duda que Matias es mi hijo y la prueba de ADN solo es para confirmar la verdad. Estoy de acuerdo que se sepa por bienestar para mi hijo", señaló Julián.

A pesar de eso y para que Gil pueda andar con tranquilidad por las calles sin ser visto como violento y en algún momento pueda sea detenido, la defensa de Marjorie le ofreció una alternativa a Julián para desactivar el "Código Aguila", que desista de la prueba de pateridad, hecho al que va no va a acceder por ningún motivo.

Fotografía por: Photo JDS

"Voy a seguir peliando a muerte los derechos de Matías", dijo Julián lloroso por  este problema que enfrenta y ha afectado no solo a él sino a sus otros dos hijos que viven en Miami.

Sobre las visitas que Julián tiene cada viernes (1hora) en los centros de convivencia de los juzgados de lo familiar, "han sido muy duras, muy complicadas para mí  puedo confirmar que son más complicadas para él, no me puedo sacar fotos (con su hijo) por eso quieren cancelar las visitas (con Matías), me pidieron pruebas de toxicologia", contó.

El abogado penalista Rodrigo Carmona confirmó que la convivencia no se ha cancelado y en cuestión de la pensión alimenticia, que no quisieron ahondar mucho, siguen buscando que Matías obtenga un monto lógico a sus necesidades y en dólares.

"¿50 o 60 mil pesos son despreciables?, yo creo que son suficientes", explicó el abogado civil y no los 200 mil que pelea la venezolana. Por su parte, Julián dijo que a Matías nunca le falatará nada, sólo quiere que sea justa su pención alimenticia porque, "el día que no tenga dinero voy a ir a la cárcel", mientras no suceda eso seguirá trabajando.

Mientras tanto, Julián Gil aprovechará para viajar a España este fin de semana por motivos de trabajo y la otra semana estará acudiendo junto a sus abogados a una segunda reunión en el búnker para empezar a solucionar para bien o para mal este caso del que aseguran van a salir airosos.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook