Los artistas que más discos han vendido en la historia

La música es tu única amiga hasta el final. Cuando ella se vaya, apaga la luz

Por: Alberto Ortega Gurza
2010-12-16
Tiene en su historia 120 millones de discos vendidos
Agencias


La historia de la música es tan fascinante como enigmática, y en ocasiones hasta ilógica. A pesar de llevar tan sólo dos años de carrera artística y haber lanzado su primer CD, los fans que Lady Gaga ha conseguido de manera exprés, ya le compraron 15 millones de discos y bajaron de la web 51 millones de sus canciones. De esta manera, en un abrir y cerrar de ojos, al día de hoy, esta artista pop ya ha ganado mucho más dinero que el equivalente a la suma de lo que generaron Bach, Mozart y Beethoven durante toda su vida.

Las ventas discográficas multimillonarias de la actualidad, y un mundo completamente musicalizado, son el fehaciente testimonio de que el silencio fue desplazado del lugar que ocupó durante milenios de la historia humana. 

LOS NOMBRES DEL FENÓMENO

Mil millones de discos vendidos en todo el mundo, convierten a Elvis Presley en el cantante solista más grande de todos los tiempos. Pero al haberse realizado la mayoría de las ventas después de su muerte, los 750 millones de discos logrados por Michael Jackson mientras estuvo activo, lo confirman como el solista con mayores ventas en vida. Según el libro Guinness de récords mundiales, 110 millones de copias de su álbum Thriller repartidas por todo el mundo, lo hacen el disco más comercial de la historia.

Los Beatles tuvieron un inmenso impacto en la sociedad y redefinieron la cultura pop. Con más de mil millones de discos colocados en los cinco continentes, su fuerza comercial aún no se detiene. Sus canciones están tan integradas a la cotidianidad que se toman por sentado, son parte de la vida. El 16 de noviembre de 2010, por primera vez, su catálogo musical se puso a disponibilidad de usuarios de internet. Sólo una semana fue necesaria para que lograsen una nueva tour de force, al vender downloads por un total de dos millones de canciones sueltas y 450 mil álbumes completos. La canción más solicitada es “Here Comes The Sun” y el disco más comprado, Abbey Road. Hace cuarenta años, el 10 de abril de 1970, se dio la separación oficial de la banda incontrovertiblemente más importante de la historia, y con ello se consumó también una era que vio nacer y florecer al rock.

“El alcohol es mi peor enemigo, pero la Biblia dice que ame a mis enemigos”, dejó como frase célebre Frank Sinatra, quien para asombro de todos, en 1943 ya tenía un contrato discográfico por un millón de dólares anuales. Seiscientos millones de discos lo sitúan como el cuarto artista discográfico más significativo. Además, trabajando en Hollywood, recibió el Oscar. Quien también declaró: “Viviré hasta que me muera”, vivió a su manera hasta que murió a los 83 años.

ABBA, el cuarteto pop sueco, ha llegado a colocar 370 millones de discos entre sus seguidores. Y ello les ha valido el sólido puesto que ostentan desde hace casi tres décadas, como la segunda agrupación más popular que haya visto el mundo. Tras su ruptura en 1982, les fueron ofrecidos mil millones de dólares por reunirse. Sin miramientos, Anni, Benny, Björn y Agnetha (sus iniciales dieron nombre al grupo), rechazaron la oferta más cuantiosa hecha a un grupo musical. “No me quiero ni imaginar el tener que volver a ponerme esos trajes”, dijo Benny. “Afortunadamente, ya se los regalé todos al Hard Rock Cafe”.

Los Rolling Stones son la banda de rock más antigua, aún en activo, sobre el planeta. Desde su integración (1962) hasta la actualidad, sus ventas discográficas han alcanzado las 240 millones de copias. Con aspecto, actitud y sonido rebeldes y subversivos, han hecho historia contrastando con la personalidad amigable proyectada por Los Beatles. Su última gira, A Bigger Band Tour (2005-2007), certificada por Guinness como la más lucrativa, generó la cifra récord de 558 millones de dólares.

La cantante griega Nana Mouskouri, de 76 años, se despidió de los escenarios en 2008 con un concierto en el antiguo teatro Herodes Atticus de Atenas, ante fanáticos de todo el mundo, incluyendo al primer ministro de Grecia y los gobernantes de Berlín, París y Luxemburgo. Los 300 millones de álbumes que reporta Universal Music, la ubican como uno de los artistas más exitosos. Aunque parezca imposible, su catálogo consta de 450 discos grabados en griego, inglés, francés, español, latín, alemán, hebreo y japonés, entre otros idiomas. “Considero un gesto de respeto el cantarle a cada país en su idioma”, dijo una vez la cantante políglota. 

Pero es a Madonna, de 52 años, a quien, con 275 millones de copias vendidas, el libro Guinness certifica como la artista discográfica solista más exitosa. Mouskouri, mujer inteligente, de vestimenta, actitud y estilo interpretativo conservadores, es poseedora de una voz diáfana, mientras que Madonna ha sustentado su exuberante carrera con base en temas catchy convertidos en éxitos internacionales; pero también, en gran parte, provocando constantes escándalos mediáticos de diversas maneras, como la publicación de SEX, libro con imágenes pornográficas de sí misma, y sus polémicas actuaciones sobre el escenario. 

La ex esposa de Tommy Mottola y ex novia de Luis Miguel, Mariah Carey, es poseedora de una privilegiada tesitura vocal de cinco octavas. Los 230 millones de discos que ha logrado mover a lo largo de 20 años de trabajo, la sitúan como la tercera cantante con mayores ventas (RIAA). 

Céline Dion, la canadiense equipada con garganta de ruiseñor, se proyectó al estrellato multicontinental a raíz del éxito del tema “My Heart Will Go On”, grabado para la épica-romántica-trágica cinta Titanic que, por cierto, se reestrenará convertida a 3D en 2012. Según Sony Music, Dion ha vendido 207 millones de discos en total. 

SURTIDO DE FACETAS

Las 140 millones de copias logradas por Barbra Streisand, ícono estadounidense de 68 años, representan sólo algunas de las satisfacciones de la cantante, compositora, actriz, directora y productora cinematográfica. Es reconocida como la intérprete con más sencillos en el Top Ten, 31 en total (RIAA); ha ganado ocho Grammy, cuatro Emmy y, como actriz, dos Oscar. Durante la noche del milenio, el 31 de diciembre de 1999, se presentó en el hotel MGM de las Vegas, ante 10 mil personas que pagaron tickets de mil dólares por entrar al show. Los diez millones de dólares que recaudó por cantar una hora y media, le valieron la inclusión en Guinness como la artista con mayores ingresos en un sólo concierto.

Más allá de su estatus como ídolos de multitudes, algunos de los principales exponentes del pop y el rock han llegado a ser reconocidos como iconos de la moda. Uno de ellos es el astro londinense David Bowie, quien aparte de sus ventas por 146 millones de álbumes, impuso en los setenta un estilo visual extravagante y vanguardista, basado en prendas de seda de tonos vivos contrastantes, buscando también hacer resaltar los colores distintos de sus ojos —uno azul y otro avellana—. Sus canciones más conocidas son “Changes”, “Ashes To Ashes”, “Space Oddity” y “Under pressure” (escrita y grabada con Queen).

Amigo íntimo de John Travolta, padre de la actriz y modelo Liv Tyler y líder de Aerosmith, Steven Tyler ha colocado, junto con su banda, 150 millones de discos, gracias a éxitos como “Dream On”, “Walk This Way” y “I Don’t Want To Miss A Thing”, y se ha singularizado vistiendo ropa y accesorios al estilo glam.

Como arquetipos de fashion, los integrantes de la banda new wave Duran Duran han influido en la moda mediante sus videos y presentaciones en vivo. Con más de 100 millones de copias, reportadas por Sunday Mercury, se hicieron famosos combinando el factor visual con sus canciones “Girls on Film”, “Hungry Like the Wolf”, “Save a Prayer”, “Is There Something I Should Know”, “The Reflex” y “Wild Boys”.

Pero con la sencillez del estilo opuesto de paliacates, jeans y tenis, los integrantes de Dire Straits, comandados por el virtuoso guitarrista Mark Knopfler, también impusieron su estilo y vendieron la nada modesta cantidad de 118 millones de discos, cargados de música ensamblada a la perfección. “Sultans of Swing”, “Money For Nothing”, “Tunnel of Love” y “Romeo and Juliet” son sus canciones emblemáticas.

Aunque usted no lo crea, 100 millones de discos y cinco álbumes en el número uno, han convertido a Britney Spears en la octava artista femenina más vendedora de la historia discográfica en EE. UU. y la uno en esta década, según la RIAA. Asimismo, en 2010, la revista Forbes la reconoció como el tercer músico más poderoso del mundo.

AL TÚ POR TÚ CON GIGANTES

Roberto Carlos cuenta las mismos 120 millones de discos que los que han desplazado leyendas con posicionamiento en el mundo entero, como The Eagles, Bon Jovi y Chicago; y cerca de 20 millones de copias más que los astros Billy Joel, Luciano Pavarotti, Lionel Richie, Deep Purple, Paul McCartney y The Who. Por su cuenta, Camilo Sesto ha vendido 175 millones de álbumes y tiene el récord mundial como el artista con la mayor cantidad de éxitos en el “número 1”, con 52 en total.

El nacido puertorriqueño y nacionalizado mexicano Luis Miguel, de 40 años, ha logrado ventas por 75 millones de discos durante sus 29 años de carrera; mientras la talentosa cantante, bailarina, multi-instrumentista y compositora colombiana Shakira, de 33 años, ha desplazado, según Sony Music, 78 millones de copias a lo largo de 14 años de chispeante trayectoria.

Entretanto, a punto de cumplir 70 años en febrero próximo, “El Rey de la Ranchera”, Vicente Fernández, ya tiene una estrella en el Hollywood Walk of Fame. Tan asombroso como puede sonar, con sus 55 millones de discos supera a los artistas planetarios Ray Conniff y The Police; mientras que con esa misma cantidad de álbumes, Enrique Iglesias ha vendido poco menos que Pearl Jam y poco más que Nirvana.

Es aquí donde vemos un típico ejemplo del alumno que aún no puede superar al maestro: Julio Iglesias, su papá, mentor y principal apoyo, con 300 millones de discos es, según Sony Music, uno de los diez artistas discográficos más exitosos de la historia. Y, definitivamente, sin quedarse atrás, el talentoso cantautor mexicano Juan Gabriel, cuenta en su lista de proezas, con haber vendido los mismos cien millones de discos que Guns N’ Roses y Fleetwood Mac, supergrupo que durante cinco años mantuvo el récord del disco más vendido de la historia (Rumors, 1977).

LED ZEPPELIN Y QUEEN, EL REY Y LA REINA

Con estratosféricos 300 millones de discos vendidos, ambos están en el Top Ten de los más grandes fenómenos discográficos. Con cinco álbumes con ventas superiores a las 10 millones de copias cada uno, Led Zeppelin es, después de Los Beatles, la banda con más Discos de Diamante en la historia de la música. Formada en 1968, es creadora de “Stairway to Heaven”, uno de los himnos universales del rock.

Farrokh Bulsara nació en la isla de Zanzíbar, Tanzania, en 1946. Al mudarse a Londres, cambió su nombre a Freddie Mercury y con tres amigos formó Queen.  Con un timbre único y un asombroso registro de voz, Freddie es considerado por muchos como el mejor vocalista de la era del rock. El virtuoso repertorio de Queen incluye piezas imposibles de imitar, cuyos arreglos vocales de máxima sofisticación y belleza se entretejen con la ejecución instrumental, dando como resultado obras maestras musicales clásicas de la era contemporánea. “The Prophet Song” es de las más elaboradas; “Bohemian Rapsody” ha mantenido popularidad constante hasta el tiempo presente, “We Are The Champions” fue adoptada como himno de los triunfadores deportivos y “Love of My Life” es la canción de los que tienen el corazón roto. El artista ha vendido 300 millones de álbumes; cuenta con 18 discos “número 1” y es miembro del Rock & Roll Hall of Fame. Producido por Robert De Niro, en 2011 iniciará el rodaje del largometraje sobre la vida del entrañable Freddie Mercury, quien para tristeza de millones, murió de VIH en 1991.

Tras ser corrido de UCLA por sus creaciones artísticas, calificadas por el profesorado tradicionalista como subversivas y extremas —en lugar de surrealistas y geniales—, en 1966, Jim Morrison se reunió en Los Ángeles con Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore, y se hicieron llamar The Doors. El excepcionalmente talentoso poeta y escritor de 23 años, portador de un IQ de 149 y una poderosa y enigmática voz, puso en juego su capacidad para crear un concepto de rock innovador y penetrante. Con el lanzamiento de su álbum debut The Doors, la agrupación llegó de inmediato al estrellato en enero de 1967. El cantante sobrevivió únicamente cuatro años más, pero su influyente música es hoy, a 40 años de distancia, tan apreciada como lo fue entonces y mucho más conocida. De sus 100 millones de discos vendidos, 15 millones corresponden a los últimos diez años; siendo ésta la mejor prueba de que el artista ha sido ampliamente acogido por las generaciones recientes.

Otro fenómeno de la era discográfica es Pink Floyd. Con espectaculares puestas en escena, sus producciones conceptuales The Dark Side Of The Moon o The Wall son parte de un fastuoso espectro musical, propagado por el planeta mediante 250 millones de discos. A partir del 18 de diciembre, Roger Waters se presentará en México como parte de una gira en la que reconstruye su Magnum opus, The Wall. Estrenada dos años después que el mítico álbum doble, la película homónima dirigida por Alan Parker, es considerada una obra maestra.

Para la escenificación en México, se empleará un sistema cuadrafónico de superaudio, que combinado con tecnología de video de última generación, sumergirá al público en un hipermundo tridimensional. Bruce Springsteen, Bob Seger y Tom Petty se convirtieron en iconos con sus canciones dedicadas a la gente común. Con sonido armonioso y nostálgico, los tres cantan al amor inestable, a permanecer huyendo, a vivir como un refugiado y a correr contra el viento. Los tres son miembros del Rock & Roll Hall of Fame y decenas de sus canciones forman parte de la cultura popular. Bruce Springsteen ha vendido 120 millones de discos, recibido 20 Grammy, dos Golden Globes y un Oscar. 

Bob Seger es un carismático poeta, motociclista, multiinstrumentista y dueño de una voz inimitable de amplio rango. La banda de Tom Petty fue calificada por Bob Dylan como “la mejor de Estados Unidos”. Las ventas discográficas combinadas de ambas leyendas vivientes superan las 100 millones de unidades.

Llama mucho la atención que el panameño de nacimiento, Miguel Bosé, de 54 años, quien alcanzó el estrellato internacional a los 21, haya acumulado ventas por 13 millones de discos, que representan únicamente la mitad de las registradas por Thalía, y tan sólo una cuarta parte de las 50 millones de copias logradas por José Luis Perales.

Las ventas de Jethro Tull, la segunda banda más antigua en actividad, liderada por Ian Anderson, han alcanzado 60 millones de copias merecidas a pulso, por haber creado música capaz de conmover hasta las fibras más ocultas de la sensibilidad. Basta escuchar sus álbumes Heavy Horses, Thick As A Brick o Aqualung, que amalgaman música barroca, blues, folk, jazz y rock, con una maestría difícil de describir. 

Por su genio musical, lírico e ideológico, Bob Dylan es universalmente reconocido como el artista creativo más poderoso e influyente de nuestro tiempo. Su Gira Infinita, de presentaciones ininterrumpidas a lo largo y ancho del mundo, es la más extensa de la historia; cientos de sus canciones han sido grabadas por incontables artistas como U2, Guns N’ Roses, Billy Joel, Elvis Presley, Jimi Hendrix, Nana Mouskouri, los Rolling Stones, Sonic Youth, James Blunt y Roger Waters, llegando a la insólita suma de 32 mil covers en total. La reproducción de sus composiciones en discos de otros artistas supera por mucho las 100 millones de unidades vendidas a su nombre. Después de que durante sus mandatos, los ex presidentes Jimmy Carter y Bill Clinton se declararan fanáticos suyos, Barak Obama admitió que su iPod contiene más composiciones de Bob Dylan que de cualquier otro artista. Los tres le organizaron homenajes en la Casa Blanca. 

Alternando los géneros disco y pop, los Bee Gees, trío integrado por hermanos nacidos en el Isle of Man y criados en Australia, lograron vender 180 millones de discos. Alcanzaron el culmen de su carrera en 1977 con la banda sonora de la película Saturday Night Fever; que es considerada como la mejor de todos los tiempos.

El próximo mes de mayo, la banda irlandesa U2 será vista en México por 300 mil personas, durante sus tres presentaciones en el Estadio Azteca. U2 ha llegado a convertirse en la agrupación más famosa de la actualidad. Desde los años ochenta cuenta con una popularidad sostenida gracias a su alta calidad musical (post punk - pop rock), y al carisma y magnífica voz de Bono, su líder. Ha vendido 170 millones de discos y obtenido 22 Grammy. Han recibido influencias de los Beatles, Bob Dylan y The Who; ha influido a Coldplay y The Killers.

EL SONIDO DE LA MÚSICA vs. EL SONIDO DEL SILENCIO

En la actualidad, con sólo oprimir el botón de play, podemos transportarnos al Barroco y escuchar a Händel o al auge del “disco” en los años setenta, a la época de oro de los tríos mexicanos, a los noventa de los Red Hot Chili Peppers, Jamiroquai y Molotov; o de regreso a 2010, donde las alternativas musicales son incontables. Actualmente nos parece normal, pero nunca alguien pudo hacer esto en el pasado.  Durante los últimos cien años, la tecnología se ha desarrollado a favor de la reproducción y difusión musical. La música que está a disposición de todos en cualquier instante y lugar, rompe el silencio y es capaz de mitigar la soledad y el aburrimiento de la rutina. Inspira y ayuda a estimular la actividad cerebral y a recordar los mejores momentos, pero, sobre todo, alegra la vida.

COMENTA ESTA NOTA
No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
Contenido no disponible