Realeza

¿Quién es el prometido de la princesa Mako de Japón?

Autor: CARAS México @CARASmexico

La nieta mayor del emperador Akihito se comprometió con Kei Komuro, un joven de 25 años que conoció en la universidad.

Fotografía por: Getty Images

La princesa Mako de Japón, hija del príncipe Fumihito, anunció hace poco su compromiso con un ex compañero de la universidad, decisión que deriva en la pérdida de su estatus de realeza. 

Kei Komuro es el nombre del joven que se convertirá en el esposo de la nieta mayor del emperador Akihito; ambos tienen 25 años de edad.

El joven y la princesa asistieron juntos a la Universidad Internacional Cristiana de Tokio, y al parecer fue ahí donde inició el amor.

Actualmente el joven Komuro trabaja como asistente legal en una firma de abogados y de hecho, hace uso días, luego de que se hiciera público el compromiso, decenas de periodistas abarrotaron las oficinas.

Al ser cuestionado sobre su compromiso, Kei se limitó a decir:  "Me gustaría hablar de ello cuando llegue el momento".

Pero no todo es seriedad en la vida del futuro esposo de Mako, de hecho ya hace unos años "había formado parte de la realeza".

Durante sus épocas de universitario, Kei participó en una campaña turística para promover los atractivos de la ciudad de Fujisawa, en la prefectura de Kanagawa.

La campaña, que buscaba destacar las playas de Shonan y de la que fue protagonista Kei, fue titulada 'Príncipe del Mar'.

Pese a que se sabe muy poco del joven, lo que se ha hecho público sobre él ha dejado un buen sabor de boca a la ciudadanía japonesa, de hecho hay quienes piensan que una mujer de la familia imperial no debería tener que dejarla al contraer matrimonio.

Mako será la primera nieta de Akihito en casarse; se prevé que el compromiso formal se realiza a mediados de este año, mientras que la boda sería en 2018.

El matrimonio de Mako con Kei Komuro supone un golpe a la familia imperial de Japón, una institución avejentada y cada vez más escasa, abocada a una amplia brecha generacional.

De acuerdo con las normas que rigen a la Casa Imperial de Japón desde 1947, las mujeres que nacen en su seno pierden su estatus de realeza al contraer matrimonio, algo que ha reducido en gran parte el número de sus integrantes.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook