Realeza

¿Qué regalos ha recibido el tercer hijo de los duques de Cambridge?

Autor: Bang Showbiz @CARASmexico

Desde famosos hasta líderes mundiales le han enviado obsequios al tercer hijo de William y Kate.

Tras anunciarse el pasado lunes el nacimiento del retoño de los duques de Cambridge, varias celebridades y dignatarios de distintos rincones del mundo se han apresurado a hacer llegar sus mensajes de felicitación para los padres y sus regalos para el recién nacido.

Desde su actual residencia en Los Ángeles, el humorista británico James Corden ha hecho llegar al nuevo miembro de la familia real una edición limitada de las historias escritas por Beatrix Potter que él acaba de llevar a la gran pantalla en la película de animación en acción real 'Peter Rabbit', un bonito detalle que según el portal TMZ estaría valorado en 750 dólares.

La diseñadora Diane Von Furstenberg ha querido contribuir a que el tercer hijo del príncipe William y Kate Middleton tenga el guardarropa digno del pequeño príncipe que es enviándole dos líneas completas de prendas para bebés confeccionadas en algodón orgánico por un valor de 500 dólares.

Por su parte, la primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern ya anunciaba hace unos días que había preparado una colección de cuentos del país y una manta tejida a mano con lana de ovejas locales que planeaba entregar a los duques en cuanto tuviera oportunidad.

El presidente de la nación africana de Gabón, Ali Bongo, ha mandado por correo a los felices papás un set de artículos de plata adquiridos en la boutique infantil Petit Tresor de Beverly Hills que incluye un vasito para bebés, un sonajero, un juego de cubiertos, un peine y una cajita, todo realizado en el mismo material.

De haber esperado unos días más para despachar sus obsequios, todos ellos habrían podido incluir en sus tarjetas de enhorabuena el nombre del pequeño, que por fin se ha hecho público este mismo viernes: Louis Arthur Charles.

Por otra parte, lo más seguro es que el niño nunca llegue a disfrutar de ninguno de los objetos y artículos que están llegando a su nombre al palacio de Kensington, ya que es la costumbre de la casa real británica no aceptar regalos no solicitados.

En la mayoría de las ocasiones, estos juguetes o peluches acaban siendo donados a distintas organizaciones benéficas o a hospitales.

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook