Sociales

"Mario Arturo nació para rey y murió como rey": Tita Marbez

Autor: Gabriela Cortés y Alejandra Morón

A un mes de la lamentable muerte de Mario Moreno Ivanova, Tita Marbez quien fue su gran amor, nos abrió su corazón para hablar acerca del hijo del legendario Mario Moreno 'Cantinflas' .

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

Ya ha pasado un mes desde que Mario Moreno Ivanova, hijo del legendario actor y comediante Mario Moreno 'Cantinflas', falleció de manera repentina a los 56 años. Mucho se puede hablar de su lucha por mantener el invaluable legado de su padre, pero también de la huella que dejó en muchas personas, una de ellas, y seguramente una de las más importantes, es Tita Marbez, su gran amor.

Esposa, amiga, cómplice, colega, amante, Tita fue todo eso y más, y aunque el dolor sigue presente, esta mujer nos abrió su corazón y nos contó sobre quien fue su gran amor, sobre su legado, su relación y su vida junto a quien nunca dejó de llamar "Güero".

A un mes de la lamentable pérdida, ¿cómo la está asimilando?

"No lo he asimilado todavía eso creo, bueno estuve enamorada de él 35 años, busco explicaciones y no las encuentro, me cuestiono muchas cosas, me parece una partida prematura porque era muy joven, tenía 56 años y no entiendo tanto, lo que sí comprendo es que estaba muy cansado de muchas cosas".

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

¿Cómo era su relación?

"Mario y yo empezamos de novios en 1981, cuando yo tenia 15 años y él tenía 21, yo me quedé profundamente enamorada de él, años después supe que él también de mí, vaya que nos quedamos enganchados. 

"Bueno, pero en aquel entonces, en un viaje a Los Ángeles él me dijo una frase muy especial, me la escribió en una carta que tengo todavía por ahí, que dice: 'Además del amor de una madre, quiero el amor de una mujer y esa mujer eres tú'. Lo que pasa es que era yo una niña, a los 15 años no puedes tomar decisiones; me separaron mis padres de él con esa idea de que era una niña.

"Nunca dejé de pensarlo, él tuvo sus matrimonios, yo los míos, y 28 años después regresamos y me dio mi anillo de compromiso y nos casamos. Estuvimos casados tres años pero ya vivíamos juntos, esos ocho años los vivimos juntos, bueno siete años porque el último año, el antepasado, nos separamos.

"Nos separamos porque esto nos rebasó, nos rebasó la responsabilidad de la empresa, el personaje, el estar juntos todo el día, como socios, como empresarios, como amigos, como esposos, como padres cada quién de sus hijos. Entonces decidimos separarnos pero en el mejor de los términos, nos escribíamos diario, hablábamos muy seguido, nos veíamos de vez en vez, siempre con respeto y con cariño.

"Él murió a las 7:30 de la mañana, y a las 2:00 de la mañana todavía me estaba escribiendo.  No nada más pierdo al gran amor de mi vida y a mi amigo, a un socio, nosotros fuimos amigos, cómplices, amantes, compañeros de trabajo, de lucha, novios, enfermeros el uno del otro, porque tuvo dos cirugías leves en estos siete años y nos tocaba cuidarnos como cualquier otra pareja.

"Fue un extraordinario compañero de viaje, extraordinario compañero de vida, tengo por ahí que una de mis hijas en su Facebook el día que Mario murió le agradece, el tener siempre esa actitud de campeón ante cualquier circunstancia, ante cualquier adversidad Mario se reía, Mario fue caracterizado por su buen humor".

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

¿Cómo fue su último encuentro?

"Él y yo nos vimos el viernes antes de que muriera, estuvimos juntos en la oficina del secretario Osorio Chong, tuvimos una comida, a la que él no llegó por el tráfico, todavía me escribió 'adelántate, tú quédate en la comida', era una comida con un senador, todo esto con la idea de mover los restos de Don Mario a la Rotonda de las Personas Ilustres, era una cita de trabajo, pero a la comida no llegó. Llegamos a la oficina del secretario Osorio Chong, estuvimos en la antesala solos un buen rato platicando de diversos temas, desde la idea de mover a Don Mario, negocios, dinero, me preguntaba mucho por mis hijos, nos reímos mucho por una serie de tonterías, lo vi no muy bien, y le dije: 'oye Güero, estás como hinchadísimo' y me dijo: 'sí, tengo como retención de líquidos pero ya estoy tomando medicina'; tenía los tobillos muy hinchados.

"Estuvimos muy cordiales, nunca le dejé de decir 'Güero', le dejé de decir 'mi amor' pero no 'Güero', eso fue el viernes, el martes anterior también nos habíamos visto un buen rato en el banco, haciendo cosas de la empresa, el domingo me escribió a media tarde, me quería poner a trabajar y le dije: 'no seas así, es domingo, hasta en seguro social te dan unas horas, unos días libres', él se rió, me puso: 'ja ja ja, ¿dónde estás?', yo estaba por irme a un concierto de Joaquín Sabina. 'Pues pásala padre', me dijo.

"Saliendo del concierto yo ya no le escribí y a las 2:00 de la mañana me escribió una cantidad de cosas relacionadas a la empresa, sé que estaba haciendo corajes porque lo último que me pone es que alguien estaba usurpando el nombre (de Mario Moreno 'Cantinflas'), alguien estaba haciendo mal uso de la marca, quería poner una exposición sin permiso, eso fue lo último.

"Estoy segura de que Mario estaba haciendo coraje en ese momento, porque pues tantos años de conocerlo porque además, después de cerrar la cortinilla de la empresa, de cerrar las oficinas de la empresa, era llegar a casa y seguir siendo su socia y su pareja, ir hablando de la empresa. Pero teníamos aquí una regla, porque mis dos hijas mujeres viven conmigo me decían 'ya para, están sentados trabajando en el escritorio todo el día y llegan a casa y vuelven a hacer lo mismo', entonces teníamos prohibido hablar de la empresa en la casa, pero hablábamos horas y horas de lo mismo". 

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

¿Cuál es el mejor recuerdo que se queda de él?

"Es que tuve tantos… El último viaje que hicimos juntos a Los Ángeles que fue en 2015 y que fuimos a trabajar, trabajamos tres días y decidimos tomarnos otros tres, esos tres días con Mario… Mario que era sencillo, simple, fácil de complacer, que reía, un hombre bueno, un hombre muy cariñoso que siempre tenía una palabra amable… Ese viaje para mí -él me escribió- está en mi vida".

¿Cuál cree que sea su legado más importante?

"Lo que yo he encontrado es que todo mundo recuerda a Mario, en todas los colegios que estuvo, que estuvo en el Americano, en el Vistahermosa, en la Anáhuac, conozco a muchísimos de sus compañeros, y el recuerdo de todos ellos es una actitud positiva ante todo, aunque pareciera que el mundo se caía, él siempre tenía una palabra amable para todo mundo; en la casa, la gente que trabajaba en la casa, el guardia, el chofer, todo mundo ha llorado por él, con un recuerdo de alguien excepcionalmente sencillo, cálido, un hombre de muy bonitos sentimientos y 'cómodamente anestesiado', pues él, ante tanta envidia y tanta cosa que vivió, se 'anestesiaba', intentaba no pensar en todo esto, porque yo creo que debe ser muy difícil vivir cuando tu entorno, desde que naciste, te envidia y te envidia todo: tu nombre, tu personalidad, tu posición, entonces se diría, a lo mejor que vivía 'cómodamente anestesiado'.

"Su canción favorita era de Pink Floyd, 'Coming back to life', con esa canción lo despedí y era por salud mental, que te bloqueas ante lo que te duele, y por cierto, sin necesidad de alcohol, porque conmigo no tomó, a mí cuando hablan de que si drogas o golpes o tal, pues no, no existió nada de eso, tan afortunada fue mi relación con él que , nuestra relación fue como cualquier otra, una pareja sana". 

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

¿Cómo le gustaría que lo recordaran?

"Como un hombre que luchó, por lo que le pertenece, por conservar el legado de Mario Moreno 'Cantinflas', porque éste estuviera en el gusto del público, luchó por la defensa de los derechos de autor y por defender la palabra textual dicha en un diccionario, y testamento es la última voluntad.

"Siempre se le llenaba la cara de orgullo cuando hablaba de las anécdotas de su padre, te podías sentar con él 15 horas y seguía contando de él, pero las cosas más hermosas de Don Mario era lo que él contaba, siempre se expresó así, quisiera que se le recordara como un hijo amoroso, que amó profundamente a su padre y su padre a él".

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

¿Qué va a pasar con sus bienes? ¿Dejó algún testamento?

"Él dejó un testamento, el cual está en posesión del albacea, él vive en Guadalajara y me preguntó que cuándo estaba yo lista para ver el documento. El albacea vino el mismo día que Mario murió, estuvo aquí 15 y 16, y se regresó a Guadalajara el 17 y evidentemente para mí no había tiempo, yo les pedí un tiempo razonable, un mes me parece el mínimo indispensable para despertar de esto, porque esto es un shock.

"Alguno de los hijos ( de Mario Arturo) quería abrirlo como al tercer o cuarto día y yo le dije que no, no se hizo, no se abrió, a partir de la semana que entra creo que yo estoy en esa disposición.

"A mí nunca me lo enseñó, lo único que supe es, porque él me dijo a mí, es 'si algo me llega a pasar, o nos pasa juntos, es importante que las niñas sepan', -es decir por mis hijas que están aquí- sabiendo que mis hijas son las únicas que estaban aquí y no es porque sus hijos estuvieran excluidos, pero me decía 'si nos pasara algo juntos es importante que las niñas sepan dónde está y quién lo tiene".

"No nos pasó juntos, pero de todos modos yo ya sabía que lo tenía Yoan Pablo Pérez Anaya, Mario lo dejó cerrado como tal, y eso quiere decir que Yoan Pablo no sabe nada. Lo que la gente no ha entendido y las revistas especulan es que yo no quería abrirlo y sé que lo dije, porque sé que si yo quiero lo abro mañana, pero no he querido, porque me he dedicado a trámites, la empresa continúa y he seguido trabajando. Al cuarto, quinto día yo tuve que ponerme en pie, y eso significa que no estaba lista para hacerlo, tanto laboral como emocionalmente.

"A sus hijos les dije 'aquí están las cosas de su padre, sus pertenencias, su ropa, encendedores, relojes, lentes, zapatos, chamarras, todo lo que quieran porque es de ustedes', y entonces ellos fueron dos días a recoger, incluso con camionetas para recoger cuadros grandes, un día fueron los cuatro jóvenes y otro día fueron nada más tres de ellos y se llevaron todo lo que quisieron de su padre. Esa oficina la mudé, estaba en Vistahermosa, la mudé a otro lugar, por ahora a bodegas y estoy contratando un lugar nuevo a donde nos vamos a mudar como oficina.

"Entonces, en qué momento quieren, no estás listo y menos al tercer día como uno de sus hijos quería, más una de sus hijas quería que se abriera al tercer o cuarto día y yo le dije: 'no, hija, ahorita no es momento, no es momento'.

"Yoan Pérez Anaya tiene la consigna dicha verbalmente por Mario de que a quién se le entregue el testamento es a mí, además Yoan Pablo evidentemente tiene trabajo, él tiene que suspender su trabajo de siempre para venir a la Ciudad de México un par de días y disponer del tiempo.

"Sí se va a hacer, para mí este mes es crucial, estoy cerrando un ciclo porque a mí el luto me pasa muy subjetivo y cada quien sabe cómo vive su duelo, hoy por hoy todavía no tengo ganas de vestirme con color, hasta en pants lo llevo todo de negro, así es como me siento y como estoy cómoda. Este mes creo que se va a cerrar un ciclo y a seguir adelante con lo demás".

Fotografía por: Cortesía Tita Marbez

¿Habrá algún tipo de homenaje en honor a Mario Moreno Ivanova?

"En los eventos que nosotros llegamos a hacer a lo largo de estos años, siempre pusimos una silla vacía con un letrero que decía "Reservado. Mario Moreno Reyes" y de ahora en adelante todos mis eventos van a tener dos sillas, una para Mario Moreno Reyes y otra para Mario Moreno Ivanova con un letrero que diga "Reservado" porque tienen que estar en todos lados.

"El gobierno del estado de Querétaro va a develar una escultura en el zócalo de Tequisquiapan porque ahí se filmó la película de 'El Profe' y ahí voy a hacerle un homenaje a Mario Arturo, sobre todo el día que cumplía años, septiembre.

"Aquí es como una cadena, sin Don Mario no habría Mario Arturo, y por eso esas sillas van a estar ahí y yo sé que no estarán vacías, ellos estarán ahí".

Fotografía por: CARAS México

Comenta esta nota

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook