Cocina los platillos favoritos de María Félix

María Félix

El restaurante Prendes, heredero de las glorias del original que se alzaba en el Palacio de Bellas Artes, comparte una clase de cocina para recrear los platos icónicos de su carta los favoritos de María Félix.

La tendencia de cenas gourmet a domicilio llegó para quedarse, y al parecer, también las clases de cocina fine dining vía Zoom. A esta tendencia se ha unido el famoso y tradicional restaurante Prendes, que lanzó la Experiencia Gastronómica de la mano de la departamental en la que se ubica: El Palacio de Hierro Polanco, para recrear sus platillos históricos “que pedía la mismísima Doña, María Félix”, cuenta Lázaro Álvarez Jr., actual dueño de Grupo Bellinghausen y sus cuatro restaurantes.

PRENDES

“La historia de Prendes es también historia de la Ciudad de México con clientes distinguidos como Francisco I. Madero, hasta los grandes artistas e intelectuales como Diego Rivera y estrellas de cine como María Félix; esa clase de personajes pero de los tiempos actuales siguen viniendo ahora”, dice Lázaro, descendiente de cuarta generación de uno de los dueños antiguos, Enrique Álvarez.

mesa-prendes.jpg

BELLINGHAUSEN

El primer Prendes estuvo en la esquina del Palacio de Bellas Artes desde 1892 y después se trasladó a la calle 16 de septiembre en el Centro Histórico. En 1915, don Enrique Álvarez, socio de los hermanos Prendes, adquirió un famoso restaurante alemán despachado por el chef Hermann Bellinghausen y con ese nombre se bautizó al nuevo fogón ubicado en el número 95 de la calle Londres, en la Zona Rosa (edificio inhabilitado tras el sismo de 2017). Álvarez se haría de ambos restaurantes que con el tiempo vendería y que recuperaron sus hijos.

EL NUEVO PALACIO

En 2016 revivió Prendes en El Palacio de los Palacios en Polanco como un guiño hacia el Palacio de Bellas Artes; aunque ya está abierto, muchas personas continúan en cuarentena y no quieren perderse su fabuloso menú. “La idea de es compartir de manera íntima los platillos históricos y hacerte parte de la historia de Prendes y de México”, dice el chef Román Aguilar, quien comparte algunos de los secretos en este menú especial.

Filete-en-mesa-Prendes.jpg

EXPERIENCIA GASTRONÓMICA

Una hermosa caja de pizarra con todos los ingredientes empacados al vacío para una cena de cuatro tiempos, que además viene con dos botellas de Maestro Tequilero Dobel Diamante y ron Matusalém, así como una maceta ornamental. El menú para dos personas tiene un costo de 1,650 pesos, mientras que el de cuatro se eleva a 2,920. La caja incluye un video con el chef de Prendes para guiar a sus clientes vía digital.

PLATILLOS

Escamoles a la Hidalguense

“Previamente marinados, son sofreídos en mantequilla, perejil, rajitas y un diente de ajo, se sirven una vez que la mantequilla ha hecho espuma, en un plato de barro, “que les da un sabor extraordinario”, dice el chef. Es la entrada y era el platillo favorito de María Félix

“Elegimos los escamoles por ser un plato ordenado por el pintor Diego Rivera, quien hizo el famoso mural del restaurante en Bellas Artes; él era un amante de la cocina tradicional de la milpa y por petición suya fuimos el primer restaurante de lujo en México en servirlos”, explica Lázaro Álvarez.

Escamoles-Prendes.jpg

FILETE CHEMITA

Un filete premium sazonado con sal y pimienta, sellado en la plancha, con jugo de carne de la casa y servido con puré de papa y cebollas fritas al estilo francés.

“Desde los días gloriosos del Bellinghausen en la Zona Rosa hasta el día de hoy, es el plato icónico de Prendes. Fue creación de un cliente habitual, Noe Graham Gurría, quien le pidió al chef que le hiciera un corazón de filete exactamente así”, cuenta el joven dueño.

SOPA DE COLA DE RES

Un recado mexicano de cebolla, jitomate, chile y ajo, caldo de tomate y el caldillo secreto de Prendes, son la base de esta sopa de carne deshebrada con una sutil reducción de jerez, que lo hace distinto a cualquier otra sopa “ropa vieja”.

“No es un caldo cualquiera, tiene carne de la mejor calidad y una serie de ingredientes que deben ser cuidadosamente colocados en el orden preciso para que disfrutes de un guisado espectacular, que es una de nuestras sopas estelares”, dice el chef Aguilar.

Sopa-Prendes.jpg

ARROZ CON LECHE

Un postre casero que lleva un toque de rompope, garnish de cítricos y canela. El cierre perfecto para una comida histórica.

“Tenemos una variedad de postres exquisitos y muy sofisticados de alta cocina francesa, pero el arroz con leche es y será siempre un clásico mexicano que persiste desde los años de El Palacio de Bellas Artes”, concluye el chef titular.

Por Gabriella Morales-Casas @CARASmexico
Te puede interesar: Mario Domínguez en el festival de Alta Relojería en Palacio de Hierro
Más contenido como este
Son tres las lujosas mansiones que quedaron al filo del acantilado después de las condiciones climatológicas que produjeron el deslave
Este nuevo smartphone insignia, es el plegable más sublime que te permitirá expresarte como nunca antes.
El avión biplaza Halcón II se presenta como un logro de ingeniería aeronáutica mexicana
Como el epítome de la exclusividad y con toda una tradición por detrás, existe un elixir puro. Este es el cognac Louis XIII.
El mercado inmobiliario de la CDMX está en constante movimiento, para 2024, la colonia del Bosque en la alcaldía Miguel Hidalgo destaca como la más cara para rentar