La dolorosa vida de la pintora Frida Kahlo

Frida Kahlo

La pintora mexicana pasó por un sin fin de enfermedades, accidentes y desamores a lo largo de su vida, pero su historia y obra pasarán a la eternidad.

La mañana del 6 de julio de 1907 nació en la Ciudad de México Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, mejor conocida como Frida Kahlo. Hija de Guillermo Kahlo, fotógrafo e inmigrante judío de origen húngaro-alemán que nació en 1872 y que llegó a México en 1890 a los 19 años de edad, y de Matilde Calderón, originaria de Oaxaca.

Fue la tercera de cuatro hijas del matrimonio. Sus dos hermanas, Matilde y Adriana, fueron las mayores y Cristina, la menor.

Desde pequeña, Frida sufrió de enfermedades. A los seis años de edad le diagnosticaron poliomielitis, enfermedad que le ocasionó que su pierna derecha quedara más corta y fuera blanco de burlas en la escuela y en su entorno.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Frida Kahlo (@fridakahlo) el

¿DÓNDE ESTUDIÓ FRIDA KAHLO?

No se tiene claro sobre los primeros años estudiantiles de Frida, se dice que fue alumna del Colegio Alemán hasta 1921, pero no está comprobado. Sin embargo se tiene registro de su asistencia en la Escuela Nacional Preparatoria.

Fue ahí donde tuvo sus primeros maestros de arte: Luis G. Serrano, de dibujo, y Fidencio L. Nave, modelado. Sin embargo Frida no mostró demasiado interés en está área, su espíritu rebelde y luchador la llevaron a interesarse en la política y las letras.

También lee: Frida Kahlo: un ícono de moda y empoderamiento femenino

De hecho, se unió a un grupo estudiantil denominado “Los Cachuchas”, donde hizo amigos y conoció el amor, además de expresar sus ideas políticas.

Este grupo estaba integrado por Frida Kahlo, Alejandro Gómez Arias, Miguel N. Lira, Agustín Lira, Manuel González Ramírez, Angel Salas, Carmen Jaime, Jesús Ríos y Valles y Alfonso Villa. Solo dos mujeres había en el selecto círculo.

No te pierdas: 5 razones por las que Frida Kahlo es el ícono del feminismo por excelencia

Pronto Frida y Alejandro comenzaron una relación sentimental. Él, un estudiante de derecho y notable orador, provocó la jovencita lo mirara de una manera diferente, más allá de la admiración.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Frida Kahlo (@fridakahlo) el

EL TRÁGICO ACCIDENTE

El 17 de septiembre de 1925 el destino de Frida estaba marcado. La joven de 18 años tomó un autobús junto a su novio, nunca imaginó el trágico accidente que venía: un tranvía arrollaría el bus donde viajaba de tal manera que lo dejó deshecho.

Frida sufrió graves heridas, el pasamos de metal le atravesó la cadera, fracturándole el hueso pélvico y saliéndole por la vagina. Además, el accidente le ocasionó tres fracturas en la columna vertebral, una en la clavícula, en dos costillas, y le disloca el hombro derecho.

No solo eso, su pierna derecha --que había quedado mal tras la poliomielitis, sufrió 11 fracturas y la dislocación del pie. Esto fue el comienzo de una vida tortuosa en lo físico, psicológico y emocional.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Frida Kahlo (@fridakahlo) el

LA PINTURA COMO REFUGIO

Tras no poderse mover debido a las graves lesiones, Frida pasó mucho tiempo en cama en la Casa Azul de Coyoacán, por lo que su padre, que guardaba algunos pinceles y colores, se los ofrece para que pueda entretener su mente.

Así comenzó a pintar. Sus padres le pidieron a un carpintero que le hiciera un caballete de tal manera que pudiera funcionarle mientras ella estaba inmóvil en cama. Pronto se acostumbró a aquella forma de pintar.

También lee: Frida Kahlo: gran ícono de moda

Con el alma lastimada y el cuerpo hecho trizas, Frida encontró la manera de expresarse y fue a través de la pintura que encontró el camino de la supervivencia.

Sin poder salir a la calle y sin poder moverse de la cama, la joven comenzó a hacer autoretratos, pues es lo único que podía ver en esa etapa de su vida. Así fue como se convirtió en su propia musa e inspiración.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Frida Kahlo (@fridakahlo) el

DIEGO RIVERA

Luego de salir de la cama y recuperarse del trágico accidente, Frida comenzó a visitar los círculos artísticos y sociales de la capital. Así fue como conoció a la fotógrafa Tina Modotti, quien después le presenta al muralista Diego Rivera.

Kahlo, ya enamorada de la pintura, comienza a pedirle opinión sobre sus creaciones a Rivera, quien la anima a seguir pintando. La amistad pasó a ser un romance y Frida y Diego decidieron casarse.

La historia de amor de Frida Kahlo y Diego Rivera

Foto: Getty Images

El 21 de agosto de 1929, el muralista de 43 años se casaba con la aprendiz de tan solo 22 años. Su matrimonio era una montaña rusa, él era infiel a menudo y ella en un inicio no sabía cómo reaccionar ante esto.

Sus problemas de salud así como los tres abortos que sufrió la pintora –en 1930, 1932 y 1934-- le sirvieron como fuente de inspiración para sus obras de arte. A Diego y a Frida también los unía sus ideas políticas, ambos estaban afiliados al Partido Comunista de México.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Frida Kahlo (@fridakahlo) el

AMOR TORMENTOSO

Las infidelidades de Diego Rivera hicieron que Frida Kahlo cayera en lo mismo. La pintora buscaba consuelo tanto en hombres como en mujeres ya sea entre su propio círculo o amistades de ambos.

A Diego le molestaba que su esposa le fuera infiel con hombres, pero toleraba las que Kahlo tenía con mujeres. Sin embargo la única infidelidad que Frida no le perdonó al muralista, fue la que tuvo con su hermana menor Cristina.

Este hecho hizo que Frida y Diego se divorciaran en 1939, pero se volvieron a dar una segunda oportunidad y contrajeron nupcias nuevamente en 1940 en San Francisco, California. Esta vez los dos llegaron a un acuerdo: vidas sexuales autónomas.

¿CUÁLES SON LAS PINTURAS MÁS IMPORTANTES DE FRIDA?

Aunque los cuadros de Frida Kahlo pasaron desapercibidos por la crítica de la época, en la actualidad su arte llega a costar millones de dólares alrededor del mundo.

Aquí te dejamos una lista de sus obras más famosas:

  1. Las dos Fridas (1939)
  2. Autorretrato con collar de espinas y colibrí (1940)
  3. La columna rota (1944)
  4. El venado herido (1946)
  5. Autorretrato en la frontera entre México y los Estados Unidos (1932)
  6. Autorretrato con el pelo suelto (1947)
  7. Hospital Henry Ford (1932)
  8. Autorretrato como Tehuana (1943)

LAS FRASES DE FRIDA KAHLO

La pintora no solo dejó un legado en el arte, sino que además aportó algunas frases que siguen dando la vuelta al mundo:

“Pies para que los quiero si tengo alas para volar”

“Intenté ahogar mis penas en alcohol, pero las condenadas aprendieron a nadar”.

“Quisiera darte todo lo que nunca hubieras tenido, y ni así sabrías la maravilla que es poder quererte”.

“Como siempre, cuando me alejo de ti, tomo dentro de mí tu mundo y tu vida, y así es como puedo sostenerme por más tiempo”.

“No estoy enferma. Estoy rota. Pero estoy feliz de vivir mientras pueda pintar”.

“Te mereces un amante que te quiera despeinada, con todo y todas las razones que te hacen despertarte deprisa y los demonios que no te dejan dormir. Te mereces un amante que te haga sentir segura, que haga desaparecer el mundo si camina de tu mano, alguien que cree que sus abrazos son el mejor complemento de tu piel. Te mereces un amante que quiera bailar contigo, que llegue al paraíso cada vez que te mira a los ojos y que nunca se canse de estudiar tus gestos. Te mereces un amante que te escuche cuando cantas, que te apoye cuando estés avergonzada y respete tu libertad; que vuela contigo y no tiene miedo de caer. Te mereces un amante que se lleve las mentiras y te traiga esperanza, café y poesía ".

“Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida: uno en el que un autobús me tumbó al suelo, el otro es Diego. Diego fue de lejos el peor.”

“No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol”.

EL ADIÓS A FRIDA

La dolorosa vida de Frida por sus enfermedades y accidentes se hicieron presentes nuevamente en 1950, cuando fue internada durante nueve meses por una infección tras una operación que le realizaron cuatro años atrás en la que le hicieron un injerto de columna. Su salud no volvió a ser la misma.

Derivado de esto le tuvieron que amputar una parte de la pierna derecha. Esto provocó que la pintora cayera en depresión por lo que intentó suicidarse en abril y mayo de 1954 con sobredosis de opiáceos. No lo consiguió.

En julio de ese mismo año y con tan solo 47 años de edad, Frida Kahlo falleció. Fue velada en el Palacio de Bellas Artes, donde estuvieron presentes Lázaro Cárdenas y David Alfaro Siqueiros.

Lo último que escribió Frida Kahlo en su diario fue: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”. Ella se fue, pero su recuerdo quedará por siempre.

Citibanamex Presenta Frida, una experiencia inmersiva y multimedia en la que podrás vivir la obra de la emblemática pintora como nunca antes. Conoce más detalles en https://www.fridainmersiva.com/

Por Alejandra Morón Instagram: @moronitas
Te puede interesar: Salma Hayek celebra el natalicio de Frida Kahlo con una creativa imagen
La historia de amor de Frida Kahlo y Diego Rivera

Tras las huellas de Frida Kahlo en Nueva York

Más contenido como este
Con una calidad humana sin igual, Alejandro Litchi es uno de los empresarios mexicanos más queridos y reconocidos. Hoy y desde hace 10 años, está al frente de Nice, la empresa familiar
En exclusiva, CARAS acompañó a Alejandro Litchi y a Nice hasta la Riviera Maya para celebrar junto a ellos su convención anual
Con una carrera en ascenso y nuevos proyectos en puerta, Romina Poza es una de las CARAS del momento
En entrevista, Abelardo Marcondes, cofundador de NO NAME, nos habló sobre la feria de arte anónimo y su misión filantrópica
Desde la asesoría de Steven Spielberg hasta las menciones en los programas de entrevistas nocturnos, el apoyo en Hollywood para el actual presidente es notorio