Luis Miguel y Acapulco: una historia de lujo, excesos y amores legendarios

La casa de Luis Miguel en Playa Bonfil acaparó la atención pública debido a su notable estado de abandono y los daños sufridos tras el huracán Otis

luis-miguel-acapulco-otis.jpg

Desde los veinte años, Luis Miguel estableció una conexión profunda con Acapulco,

ESPECIAL

Luis Miguel, icono de la música en español, recientemente donó 10 millones de pesos a la Fundación Banorte para apoyar a las víctimas del huracán Otis en Acapulco, ciudad que ha sido un eje central en su vida personal y profesional.

La Fundación Banorte anunció que igualará la cifra donada por el cantante, buscando potenciar el impacto positivo en el puerto que le sirvió de hogar por tantos años.

Acapulco: El epicentro de la vida de Luis Miguel

Desde los veinte años, Luis Miguel estableció una conexión profunda con Acapulco, al adquirir su primera propiedad en la región, según relatos biográficos presentes en “Oro de rey” de los autores Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro. Este lugar, además de ser un refugio personal, se transformó en un espacio creativo donde se gestó la preproducción de su álbum “Segundo Romance”.

La casa conocida como Villa Mykonos, localizada en el fraccionamiento Los Siete Chakras en Las Brisas Guitarrón, se convirtió en escenario de celebraciones y reuniones con figuras destacadas y parejas del artista. Paulina Rubio, Chayanne, Alejandra Guzmán, Paty Manterola, Sofía Vergara y Yuri son solo algunas de las personalidades que compartieron momentos de júbilo con el cantante en su residencia acapulqueña.

Las interacciones de Luis Miguel con su entorno social en Acapulco se extendieron más allá de su círculo cercano. Los residentes y trabajadores locales, desde pescadores hasta personal de establecimientos nocturnos, tuvieron trato directo con el artista, generando una relación de afecto y camaradería.

El adiós de Acapulco

El libro “Oro de rey” describe también cómo la proximidad de sus suegros, durante su relación con Erika Camil, transformó la vivienda en una fuente de tensión, limitando la privacidad que Luis Miguel deseaba.

Con el inicio de su romance con Daisy Fuentes, y la conclusión de su relación con Erika, el deseo de un espacio más reservado llevó a Luis Miguel a buscar un nuevo hogar. Optó por Playa Bonfil, un sitio alejado del bullicio de Acapulco, donde adquirió un terreno para construir una morada que él mismo ayudó a diseñar y decorar. La casa, con una estructura circular para maximizar la energía solar, carecía de barreras internas y externas, promoviendo una conexión íntima con el entorno natural, utilizando materiales autóctonos de Acapulco y Guerrero.

Con el paso del tiempo y el cambio en las dinámicas de su vida, Luis Miguel redujo sus estancias en Acapulco, trasladando su presencia más hacia Miami y Los Ángeles. En 2013, el cambio de su residencia de Acapulco se consolidó con la venta de su casa.

Más contenido como este
Pedro Infante, el ídolo de México, no tenía testamento por consejo de su mánager Antonio Matouk, quien finalmente se quedó con la mayor parte de la fortuna
La hija de Lucero y Mijares, participa en el programa ‘Juego de voces’ al lado de heredero de Eduardo Capetillo
Durante años, el actor fue uno de los galanes más cotizados en Hollywood y sostuvo entrañables romances con distintas personalidades de la industria
El recinto cultural que fue uno de los teatros más importantes de la ciudad, había logrado sobrevivir a diferentes problemas y remodelaciones
El lujoso restaurante, especializado en comida china, se ha convertido en un centro de encuentro para celebridades como Luis Miguel y Michelle Salas