Las difíciles decisiones que debe tomar la reina para no alejar más a Harry de los Windsor

Preparativos Funeral Felipe Edimburgo

De entre las 30 personas que estarán presentes durante el funeral del príncipe Felipe, William, Carlos, Andrés y la princesa Ana llevarán uniforme militar. Saludarán al féretro del duque y portarán sus medallas. Harán muestra de absolutamente todos sus rangos. Pero, ¿y Harry? En teoría, él sólo podría asistir al evento como duque de Sussex, pues debemos recordar algo muy importante. Al dejar de ser un miembro en activo de la familia real, dejó de usar el título de Su Alteza Real perdió los honores militares que adquirió siendo de la realeza. También la Ley de Uniformes del Reino Unido establece que no puede usar su uniforme en situaciones como ésta.

¿Qué consecuencias puede traer esto?

Simple y avasalladoramente, una opinión pública que remarque dos cosas. Por un lado, que la prensa y los espectadores de todo el mundo vuelquen su mirada hacia Harry, y no hacia el duque de Edimburgo. Por otro, que esta inferioridad en títulos y honores socave aún más la brecha entre el hijo menor de Diana y el resto de su familia; tanto para él, como para todos aquellos que estaremos pendientes del evento. Y ése sería un golpe con mucho sentimiento. No olvidemos que la milicia es un aspecto —entre otros, claro— que unían a Harry con su abuelo, y que de hecho este joven príncipe ha sido el único miembro de la Familia Real que ha servido en misiones de combate.

¿Cómo entra la decisión de la reina en todo esto?

«No será legal que ninguna persona que no sirva en las Fuerzas Militares de Su Majestad lleve el uniforme de ninguna de esas fuerzas, sin el permiso de Su Majestad», dicta una ley de 1984. Por lo tanto, es la reina misma quien debe decidir hasta qué punto desea maximizar el último problema con su nieto ante el escrutinio global, y qué tanto permitirá que esto afecte a la vida familiar. Es decir, cuán más grande pueden ser las diferencias entre Harry y su hermano, así como el resto de los Windsor. Y la segunda fuerte decisión, justamente está ligada a la manera en que será tratado Harry durante el evento. En el acuerdo tomado con él a su salida de la Familia, se estipuló que no podía usar el título de Su Alteza Real durante su vida de civil; sin embargo, esto no significó la revocación del mismo. Es decir, puede guardar el tratamiento como royal, pero no ser nombrado como tal estando en una vida, digamos, más mundana. Contrario a lo que sucedió con su madre, Lady Diana; a quien le permitieron seguir siendo princesa, pero no guardar las atenciones como realeza. Para el funeral de su abuelo, ¿la reina permitirá que se le llame Alteza a Harry, para atenuar todavía más sus últimas discrepancias? Estamos cada vez más cerca de atestiguarlo.

Más contenido como este
Durante el evento de carreras de Ascot, Carole y Michael Middleton estuvieron presentes acompañando al príncipe Guillermo
La muestra “Felipe VI, una década de la historia de la Corona de España” se encuentra en el Palacio Real de Madrid
El rey de España se mostró emocionado ante las palabras de sus hijas
El monarca español presidió diversos actos en el aniversario de su proclamación
Antes de convertirse en reina de España, Letizia Ortiz había forjado una brillante carrera como periodista