Las pinceladas de Ana Tejeda que sueñan conquistar al mundo

Ana Tejada

Su trayectoria se consolida en México con participaciones en exposiciones durante el Mismo Arte Basel, Estados Unidos y en Marbella Desing Fair, España.

Ana Tejeda, sinaloense de nacimiento y artista plástica autodidacta, a su corta edad –28 años–plasma su visión y espontaneidad en obras de gran formato que trabaja sobre diferentes bases como el lino, espejos y cerámica.

“Siempre quise ser pintora, todos mis juguetes y las paredes de mi casa estaban pintados, hasta que mi madre se rindió y dejó de quejarse por los rayones de plumones en la sala”, comenta Ana.

Te puede interesar: Las mujeres de Pablo Picasso
Ana Tejada

Foto: Cortesía

Durante la adolescencia, la artista realizó su primera obra formal, un autorretrato al óleo y al poco tiempo participó en la Expo Design en Marbella, España, dándose a conocer más allá de las fronteras.

Se considera una firme partidaria de la expresión humana por medio del arte.

El color juega un rol muy importante en la vida de Tejeda, pues tiene un significado primordial de intensidad, estado de ánimo, baile, fiesta y sueños, además de contrastar con los espacios, le sirve para comunicar sentimientos, vivencias y pasiones.

Ana Tejada arte

Foto: Cortesía

Trabajar en proyectos con tamaños fuera de lo convencional requiere de un gran talento. Para ella, pintar en grande es un reto. “Se puede romper el cuadro, puede no caber en su destino final y el transporte es un rollo”, afirma.

Gracias a su creatividad y técnicas mixtas, Ana se divierte al trabajar con texturas que contrasten entre sí y que cuenten un diálogo entre todos los colores, “disfruto mucho manipular los pigmentos cerámicos y ver cómo cambian con el calor del horno”.

arte de Ana Tejada

Foto: Cortesía

Una de sus experiencias más satisfactorias, fue pintar en el desierto del Sahara en África con pigmentos marroquíes, cada una de estas situaciones le permite imprimir libertad y emociones en cada uno de los lienzos, por medio de un ejercicio de introspección y de conexión profunda, a pesar de que cuando no se encuentra trabajando se percibe como una mujer de personalidad extrovertida.

Ana tiene en mente y como parte de sus sueños, colocar sus obras en el Museo de Arte Contemporáneo de México. Su talento, profesionalismo y dedicación seguramente le brindaran esta satisfacción.

Por Cecilia Morales @CARASmexico
Te puede interesar: Delphine Boël, la hija renegada del rey belga, se refugia en el arte
Más contenido como este
Son tres las lujosas mansiones que quedaron al filo del acantilado después de las condiciones climatológicas que produjeron el deslave
Este nuevo smartphone insignia, es el plegable más sublime que te permitirá expresarte como nunca antes.
El avión biplaza Halcón II se presenta como un logro de ingeniería aeronáutica mexicana
Como el epítome de la exclusividad y con toda una tradición por detrás, existe un elixir puro. Este es el cognac Louis XIII.
El mercado inmobiliario de la CDMX está en constante movimiento, para 2024, la colonia del Bosque en la alcaldía Miguel Hidalgo destaca como la más cara para rentar