Así es la residencia de la que Harry y Meghan fueron desalojados por Carlos III

Todo sobre Frogmore Cottage, la residencia de Reino Unido que ya no pertenece a Harry y Meghan.

Frogmore Cottage duques de sussex

Le están llamando ‘Frogxit’, y se refiere al despojo de Harry y Meghan de Frogmore Cottage por órdenes del rey Carlos III. De acuerdo con ABC News, Carlos III tomó la decisión de sacar a su hijo y a su nuera de este hogar en el Reino Unido desde enero 2023, poco después de que Spare fue publicado. Tanto este medio como The Sun revelaron que Carlos quiere darle Frogmore Cottage al príncipe Andrés, quien dejó de ser un royal activo a causa de su amistad con Jeffrey Epstein.

¿Cuándo se supo que Harry y Meghan vivirían en Frogmore Cottage?

Después de que Harry y Meghan se casaron en 2018, comenzaron a vivir en Nottingham Cottage —la pequeña casa en Kensington que los duques de Sussex mencionaron en su serie de Netflix que difícilmente tenía espacio. Después les ofrecieron Frogmore para el nacimiento de Archie.

Aquí puedes leer sobre todos los royals que vivieron en Frogmore Cottage antes de que Harry y Meghan fueran despojados.

“El duque y la duquesa de Sussex se mudarán a Frogmore Cottage en Windsor Estate a principios del próximo año, mientras se preparan para la llegada de su primer hijo. La pareja ha vivido en Nottingham Cottage desde su compromiso el año pasado. Windsor es un lugar muy especial para sus altezas reales y están agradecidos de que su residencia oficial esté en la finca”. La declaración también reconoció que las oficinas de Meghan y Harry “seguirán teniendo su sede en el Palacio de Kensington”.

Frogmore Cottage, una casa con historia

La nueva casa de los duques tuvo algunas modificaciones para que la pareja tenga mayor comodidad. Fue arrendada originalmente por la reina Charlotte, esposa del rey George III, en 1790. La monarca de aquella época buscaba un retiro para ella y sus hijas solteras dentro del Windsor Home Park.

La finca es una hermosa mansión del siglo XVII que ha sido una residencia real desde 1792, donde Harry y Meghan tuvieron su recepción nocturna después de su boda en mayo. La casa fue construida entre 1680 y 1684 por el arquitecto Carlos II Hugh May en las fincas de Great y Little Frogmore, que fueron comprados por Harry VIII en el siglo XVI.

Según los informes, la reina Victoria cenó allí en 1875, y se mostró menos que satisfecha por la cantidad de ranas que se encontraron en la propiedad, calificándolas de “bastante espantosas”.

Sus inquilinos

Además de la reina Charlotte, la residencia también ha recibido inquilinos no reales; el teólogo estadounidense Henry James vivió allí a mediados del siglo XIX.

También se convirtió en el hogar de la duquesa de Kent, la madre de la reina Victoria, que dicho sea de paso descansa en un mausoleo en los terrenos.

Las habitaciones de Frogmore Cottage

El nuevo hogar de Meghan y Harry fue restaurada y redorada en 1980. Fue en esa década cuando se revelaron pinturas murales de principios del siglo XVIII perdidas de Louis Laguerre que ilustran escenas de la Aeneid de Virgil.

La sala fue pintada y hecha para la reina Charlotte por la pintora inglesa Mary Moser, quien era conocida por sus pinturas florales de colores brillantes.

La sala de estar es de color lila a petición de la duquesa de Kent. Además, recrea con la mayor precisión posible las fotografías antiguas de 1861.

En la casa también se encuentra la Sala Britannia, donde, tras la clausura del Royal Yacht en 1997, el Duque de Edimburgo organizó una selección de artículos para reflejar el interior de la tan querida embarcación.

Los lagos serpenteantes, los montículos boscosos, los claros, los paseos y los puentes que rodean el edificio catalogado de Grado I se instalaron en la década de 1790 e incluyen una casa de verano diseñada como una ruina gótica.

Los terrenos incluyen el Mausoleo de la Reina Victoria y el Príncipe Alberto y el Entierro Real, donde el tío abuelo de Harry, el Rey Eduardo VIII, fue enterrado junto a su esposa Wallis Simpson, más tarde Duquesa de Windsor.

Más contenido como este
El heredero británico fue uno de los invitados a la ceremonia que se realizó en Inglaterra
Además de cierta similitud física, la futura duquesa, ha recorrido una vida similar a la de la princesa de Gales
La obra presentada como portada de una revista, es parte de una serie de retratos de la familia británica presentados por la publicación
La mansión de la baronesa Thyssen, construida en el siglo XIX, ya ha estado a la venta ya varias veces pero sigue sin encontrar comprador
Figura emblemática en medios británicos, se ganó el mote de “Queen of mean”, parece haber encontrado el amor en Andrew Parker Bowles