Los hobbies de la reina Isabel II

reina isabel II récords

Fanática de los perros y los caballos desde que tiene memoria, la reina Isabel II es amante de la vida de campo.

Sus largas estadías en el Castillo de Balmoral, en Escocia, marcaron para siempre sus gustos y aficiones. Ya sea manejando por los ásperos terrenos de la campiña escocesa o montando a galope en los jardines del Castillo de Windsor en compañía de sus perros, sin duda uno de los mayores placeres de la reina Isabel II es estar al aire libre.

Desde muy pequeña, la monarca inglesa mostró mucho interés por los animales; sus favoritos eran los caballos y los perros, particularmente por los corgis galeses, la raza favorita de su papá el rey Jorge VI.

También lee: Felipe de Edimburgo, el eterno compañero de la reina Isabel

A los siete años sus padres le regalaron de cumpleaños a Dookie, que la enloqueció de amor. Más tarde la familia adquirió a Jane, que se sumó al clan de ocho perros reales entre los que figuraban labradores y cocker spaniels.

reina-isabel-ultimas-horas-muerte-cartas.jpg

Foto: Getty Images

El linaje de los royal corgis.

Como regalo de cumpleaños número 18 Isabel recibió a Susan con la que se encariñó de una manera muy especial, a tal grado que, tras contraer matrimonio con el príncipe Felipe, la perrita los acompañó a su luna de miel en Hampshire. Además, Susan fue compañera de honor de su ama en varias giras de estado.

No te pierdas: ¿Qué comen los perros de la reina Isabel II?

Susan murió a los 15 años por causas naturales, y para honrar su memoria la reina mandó construir un pequeño mausoleo que ella misma diseñó y que se levantó en el cementerio canino de la dinastía Windsor, el cual está ubicado en la finca real de Sandringham, en Norfolk. En la lápida se puede leer la siguiente leyenda: “Nació el 20 de febrero de 1944. Murió el 26 de enero de 1959. Por casi 15 años fiel compañera de la Reina”.

Con Susan, la reina Isabel II inició un programa de crianza para perpetuar el linaje de su amada mascota. Es así como, por más de 50 años, los descendientes de la perrita han sido sucesivamente las mascotas oficiales de la reina, tal es el caso de: Emma, Linnet, Monty (famoso por su aparición el televisión al lado del 007 en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres), Holly y Willow.

queen

Foto: Getty Images

Más consentidos que los príncipes

Sin excepción, todos los corgis de la reina reciben trato especial: tienen su propia habitación en el Palacio de Buckingham denominada como la “Habitación Corgi”; cada perro duerme en su propia cesta hecha de mimbre y elevada del suelo; es alimentado con una dieta especial diseñada por un veterinario de acuerdo a las necesidades específicas de cada uno; no comparten plato y son los únicos que cuentan con total libertad para entrar y salir de las habitaciones privadas de la reina.

En los años 80 era común que la reina viajara con todos sus corgi y existe material de video en el que los mayordomos y lacayos los llevan en correas al hangar real y ellos suben la escalinata del avión, o bien los cargan. También es súper sabido que había un lacayo asignado a la exclusiva tarea de cuidar los “doggy accidents”, o sea, si se hacían pipí o se revolcaban en el palacio en lugares indebidos. El footman asignado cargaba un cinturón con limpiador, aspersor y toallitas anti aroma.

Ah, y también tenían etólogo, o sea, un sicólogo para perros…

Los últimos corgis

La reina también tiene un criadero de labradores en la finca real de Sandringham. Y creó una nueva raza a partir de una cruza de un corgi con la perrita salchicha de la princesa Margarita a la que denominó dorgi.

Relacionadas: Muere uno de los corgis de la reina Isabel II

Los últimos corgis de la reina ya murieron (Whisper en 2012 y Willow en 2018); ella decidió desde 2005 no seguir criando la raza para que no dejara a ningún joven corgi detrás cuando ella muriera, por lo que ahora solo tiene a dos dorgis: Candy y Vulcan.

Los caballos

También desde muy pequeña Isabel adquirió un particular gusto por los caballos, que heredó de su abuelo y su padre. Éste último le regaló su primer pony, Peggy, cuando la princesa cumplió 4 años, edad desde la que empezó a tomar clases de equitación hasta convertirse en toda una amazona.

Te puede interesar: 8 CABALLOS FAMOSOS EN LA HISTORIA

Pero además de la equitación la reina es una experta en todo lo que tiene que ver con la crianza de caballos pura sangre. Es patrona de la Asociación de Criadores Thoroughbred y desde muy joven se da el tiempo para hacer visitas periódicas a sus criaderos, para observar y evaluar a sus caballos desde su nacimiento hasta su jubilación. Los caballos de la reina son criados en el Polhampton Stud, en Hampshire, y entrenados para competir en el Royal Stud en Sandringham Estate, en Norfolk.

https://www.instagram.com/p/CA3g0ognyzE/

Se dice que actualmente la reina tiene 30 caballos compitiendo en el hipódromo, cada uno de los cuales tiene un costo de mantenimiento aproximado de 40 mil euros. Sin embargo, se reporta que sus caballos le han hecho ganar más de 8 millones de euros en las tres últimas décadas.

Algunos de los nombres de sus caballos más sobresalientes son: Agreement, Canisbay, Carrozza, Doutelle, Estimate, Highclere, Hopeful Venture, Magna Carta y Pall Mall.

Un dato importante es que aunque la reina es fanática de las carreras de caballos, no le gusta apostar, según ha dicho lo que le despierta interés es el resultado favorable de sus crías. A sus 94 años, la reina todavía paseaba a caballo en Carltonlima Emma, una hermosa yegua negra de gran altura. Nos preguntamos si lo seguirá haciendo…

Los coches

La reina es la única persona en el Reino Unido que no necesita licencia para manejar. Desde muy joven desarrolló una gran afición por todo lo que tiene que ver con coches, incluida la mecánica. A sus 94 años todavía pide que le permitan manejar para dirigirse de un punto a otro dentro de sus propiedades.

Por protocolo, la reina debe ser llevada siempre por choferes a sus compromisos reales, pero en privado le encanta manejar. Se cree que fue ella quien enseñó a sus hijos a conducir, en Balmoral.

Es amante de las Land Rover y Range Rovers, aunque también le gustan las marcas británicas Bentley y Jaguar. Se estima que su colección de coches está valuada en más de 10 millones de libras.

También tiene un Rolls Royce Phantom VI que también tienen la Casa Real Española y el Aga Kahn.

El Bentley

Durante su Jubileo de Oro, en 2002, Bentley le obsequió un auto custom-made bautizado como The Bentley State Limousine, considerado un coche de estado con motor turbocargado V8 de 6.75 litros capaz de empujar 616 libras-pie de torque y una potencia de400 caballos de fuerza; para lograr esto el auto fue modificado, pues por su lujosa manufactura es pesado, ya que cuenta con blindaje, una cabina capaz de sellarse en caso de un ataque biológico o de gases y los neumáticos tienen material kevlar, casi indestructible.

En cuanto al confort y la estética, la carrocería es color borgoña y en lugar de la famosa B flotante de la marca, el frente luce el dragón de St George en Inglaterra o el león de Escocia en este país. Los interiores son en piel y caoba, además de que el cielo del coche tiene una elegante iluminación con el escudo de la bandera Royal Standard. Por supuesto, no tiene placas.

La reina pop

Además de las pasiones conocidas de la monarca, durante los últimos años ha mostrado un gran sentido del humor con el uso de su imagen y ha permitido (al menos no lo ha impedido) series de ficción inspiradas en ella.

Al servicio de Su Majestad….

La primera vez que se le vio en este tenor fue durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Londres 2012, cuando en el clip de presentación, el actor Daniel Craig, caracterizado como James Bond, llega a buscarla al Palacio de Buckingham para recogerla en un helicóptero, recorrer Londres y sobrevolar el estadio olímpico para después “tirarse” en paracaídas al ritmo de la música de Bond. Enseguida, la reina y el duque de Edimburgo aparecieron en el palco de honor para inaugurar la justa deportiva.

The Crown

Ahora que la más famosa representación popular de la reina es, por supuesto, la serie The Crown, una producción de Stehpen Daldry y Peter Morgan en exclusiva para Netflix, que ha causado sensación en sus tres temporadas (y próximamente se estrena la cuarta), con Clair Foy como protagonista de las primeras y ahora Olivia Colman para la subsecuente, como Elizabeth II.

No te pierdas: 15 datos curiosos sobre “The Crown” que tal vez no sabías

De acuerdo con el diario The Telegraph, la que hasta ahora encarnaba a su hermana Margaret, la actriz Vanessa Kirby, se encontró a la princesa Eugenia en una fiesta aristócrata y esta comentó: “A mi granny le gusta esa serie”. Cierto o no, la realidad es que la familia real no se ha pronunciado ni a favor ni en contra y eso deja un halo de duda: ¿la disfrutarán?

the crown tendrá sexta temporada

Foto: Netflix

El corgi de la reina

La gran novedad ha sido el anuncio de la productora canadiense Lionsgate de la película de animación The Queen’s Corgi, que se inspira en los perritos de la reina. El filme presenta las aventuras del travieso Rex (inexistente entre los verdaderos corgi de la monarca) y lo más llamativo es que ella y el príncipe Felipe aparecen con sus rasgos verdaderos.

¿Será que la reina Isabel II ha procurado su inmortalidad en la cultura pop, o es sencillamente el nivel de fascinación que su sola figura provoca? Hoy, hasta los millenials la reconocen. Es la reina más famosa, pero también la más divertida del mundo, sin lugar a dudas.

https://www.instagram.com/p/B_FCpdLHwLq/

OTRAS AFICIONES

  • El futbol soccer. Se dice que la reina disfruta ver partidos de futbol y es una fiel seguidora del Arsenal.
  • Danza folclórica escocesa. Cada año, durante su estadía en el Castillo de Balmoral, organiza una exhibición de este tipo de danza para empleados del castillo y vecinos y miembros de la localidad, exhibición conocida popularmente como Ghillies Ball.
  • Música. Amante de la música en general. Se dice que es fan de Abba y que su canción favorita es “Dancing Queen”.
Por Karla Flores Alexanderson y Gabriella Morales-Casas @CARASmexico
Más contenido como este
El empresario y expresidente califica de imperdonable la renuncia a las responsabilidades reales del Príncipe Harry
Al mantener el deseo de la princesa de Gales de proteger su privacidad durante este periodo de recuperación, se ha alimentado más a las especulaciones
La familia de Ira von Fürstenberg ha estado involucrada en disputas judiciales por la herencia de la fortuna familiar tras el fallecimiento de su madre Clara Agnelli
La princesa tuvo solo dos hijos, Hubertus y Christoph, quien falleció en 2006, dejando al primero como único heredero
La princesa que rompió moldes, relacionada con personajes como el emérito rey Juan Carlos y Rainiero de Mónaco