Mujeres que vivieron el desafío de ser madres en pandemia

Ana Girault
Por Cecilia Morales Andere y Diana Laura Sánchez

Siete mujeres, que vivieron el desafío de ser madres durante la pandemia, nos abren su corazón para platicar sobre los miedos y cómo llevaron su embarazo en plena alerta sanitaria.

Descubre la historia de siete madres valientes ...

ANA GIRAULT

Poco tiempo antes de escuchar en las noticias sobre los casos de Covid-19 que se presentaban en China y Europa –que parecían algo irreal y muy lejano en América–, Ana se enteró que estaba embarazada. Como muchas personas, el último viaje que realizó –aún sin cuidados por la pandemia– fue en el puente de marzo de 2020. “Justo al regresar me hice la prueba de embarazo y salió positiva. Fue una emoción enorme y quería decirle a mi esposo de una forma cool y creativa, por ello se me ocurrió que fuera con nuestro perro, es como nuestro hijo, para que le diera el resultado. Deseaba algo así como de película, pero no lo logré”, por eso ideó la manera de forrar con masking uno de los juguetes de la mascota familiar y escribió: “Vas a ser papá”. Así, Girault logró un momento muy lindo, lleno de emociones nuevas.

LORENZA LAZO

Empezamos a buscar en agosto de 2019 y dos meses después, en octubre, recibimos la gran noticia que seríamos papás”, así es como, llena de emoción, Lorenza nos comparte la historia de su embarazo en pandemia. La pareja venía de regreso de una boda a la que asistieron en España, cuando ella comenzó a sentirse mareada y muy cansada, sin embargo, pensó que era el jet lag, lo raro fue que una semana después los síntomas continuaban, fue cuando decidió confirmar su sospecha.
Lorenza Lazo

Fotos Einar González y Christopher Armenta

“Me hice la prueba, más bien, muchas pruebas, porque no me la creía, hasta que fuimos con mi ginecólogo y nos corroboró la gran noticia. Mi esposo y yo nos aguantamos varias semanas en compartir el resultado con nuestras familias, quisimos dejar pasar cierto número de días que son los más delicados”, afirma Lorenza.

REGINA BAUTISTA

Rodolfo, mi esposo, y a mí, nos gusta ser discretos, por lo que nos esperamos los primeros tres meses para compartir la gran noticia. Estábamos muy contentos en darle una hermana a Micaela, pues justo se llevarían un año y nueve meses, confiesa alegre Regina. A finales del año 2019, la pareja decidió pasar una temporada en Whistler, Canadá, para disfrutar del mágico lugar, de los deportes y actividades de invierno. Fue justo para arrancar el 2020 cuando –sin planearlo– recibieron la noticia que iban a ser papás nuevamente.
Regina Bautista

Fotos Einar González y Christopher Armenta

En medio de toda la felicidad que un embarazo puede traer a la vida de una pareja, Regina pasó unos días llenos de angustia, pues justo empezaba el Covid-19 y para el 10 de mayo, se enteró de que estaba contagiada. Su primera reacción claro que fue miedo, pero junto con su esposo decidieron hacer su confinamiento en Cuernavaca y Acapulco en donde pasaron varias semanas. “La verdad, es que en México todavía no se sabía mucho del virus. Me aterré cuando estando en la playa, Rodolfo se empezó a sentir muy mal, y mi ginecólogo me dijo que si él tenía, yo también. Perdí el gusto y el olfato, pero lo que más me aterraba era no saber qué pasaría con el bebé. Gracias a Dios, todo salió bien”, recuerda Bautista.

YAEL SANDLER

Volver a tener la felicidad de ser mamá, es algo que Yael vivió esta vez un poco diferente, pues tuvo la experiencia de estar embarazada en plena pandemia. Para festejar su cumpleaños, Yael se había ido a Los Cabos, mientras que a Salomón, su hijo, lo cuidaban sus papás en Monterrey. Al ir a recogerlo, tuvo que permanecer en Nuevo León, puesto que sus tres meses de embarazo y por la salud de todos, bien ameritaban considerar el confinamiento.
“A Salomón le festejamos su segundo cumpleaños allá, lleno de manualidades, fue algo muy bonito, dentro de lo malo saqué lo positivo; mi esposo trabaja mucho, así que con todo esto pudo disfrutar a nuestro hijo, mi embarazo, y yo logré enfocarme más en mí misma”, nos comenta Yael.
Yael Sandler

Fotos Einar González y Christopher Armenta

Uno de los mayores miedos de Yael era encontrarse lejos de su ginecólogo, pues estaba acostumbrada a sentirse segura después de las revisiones. “Pasaban muchas cosas en el mundo y no me sentía preparada para dar la noticia, por ello esperé hasta los siete meses para comunicar mi embarazo y regresar a la Ciudad de México para seguir con el encierro y no salir positivo a Covid-19, pues me daba pavor que mi esposo se contagiara y no estuviera conmigo en el parto o que me llegara a enfermar yo”, recuerda Sandler.

DIANA FRIEDEBERG

Se embarazó de su primer hijo, Demian, dos semanas antes de que iniciara la pandemia. En medio de la incertidumbre y el estrés de la cuarentena, vivió una experiencia feliz en compañía de su familia en San Miguel de Allende. Sus amigas la sorprendieron con un baby shower virtual, su mamá y su esposo decoraron su habitación con muchos regalos.
Diana Friedeberg

Fotos Einar González y Christopher Armenta

Diana es bióloga y tiene una organización de conservación de jaguares, durante el confinamiento invirtió su tiempo en trabajar desde casa, además de meditar y hacer yoga para manejar el miedo ante la pandemia. Sin embargo, se mantuvo tranquila y positiva, preparó el cuarto de su bebé y dedicó tiempo a la lectura. “Siempre supe que quería ser madre, pero te cuestionas el estado del mundo en el que está y traer a un niño a un lugar así, con la pandemia en cara, fue mucho pensar en si estaba haciendo lo correcto, pero claro que sí, necesitamos más luchadores, gente que esté comprometida con hacer un planeta mejor, y yo quisiera que mi hijo también sea un pequeño guerrero”, comenta.
Diana es vegetariana, y para cuidarse aún más durante su embarazo tomó vitaminas y recurrió a una alimentación saludable. “Tienes que ser hasta más fuerte de lo normal, ver el lado positivo, es muy importante, mantenerte con buen espíritu y ánimos”, expresa Diana.

JIMENA ÁLVAREZ

Su embarazo la tomó por sorpresa durante la cuarentena, Jimena expresa que Carlota llegó en el momento perfecto y pudo disfrutar del proceso con su esposo todo el tiempo. La periodista continuó trabajando desde casa y tomó con demasiada calma su condición, realizó cursos de maternidad, dedicó tiempo a leer, meditar, caminar, nadar y descansar, después de llevar una vida sumamente ocupada. Jimena dejó a un lado el miedo, tomó las medidas necesarias para cuidarse y trató de hacer su vida normal, aunque estuviera en confinamiento. Cuidó mucho su alimentación comiendo lo más sano posible, aunque también se consintió con antojos.
Jimena Álvarez

Fotos Einar González y Christopher Armenta

“Siempre estaba de pisa y corre, la pandemia fue mi freno de mano, me gusta mucho más vivir con el control de mis tiempos y tener un balance entre mi vida personal y profesional, vivir tan desconectada de mi casa es algo que ya no me llena”, nos comenta Álvarez. Para Jimena el ser madre en pandemia significa el reto más fuerte de su vida, “creo que es el mejor momento de tu vida en la época más complicada del mundo, donde no tienes certeza de nada, donde a mí me enseñaron que no puedo controlar, que lo que tengo es hoy y lo debo disfrutar”, destaca sobre estas experiencias.

CHANTAL TORRES

Por intuición se enteró de su embarazo a inicios del año pasado. Chantal tuvo mucha ansiedad y estrés por las malas noticias que se escuchaban, pasó todo el confinamiento en Cancún, acompañada de su esposo y cuñadas, allá logró desconectarse en un ambiente lindo y tranquilo, realizaron algunas actividades para distraerse y se sintió en completa paz, además invirtió su tiempo en meditar y leer. “Siento que sí tiene que haber una planificación familiar, tienen que llegar los hijos en tu mejor momento como pareja, en el que estés realizada, tranquila y quieras dar el gran paso, porque es una responsabilidad bárbara. Es mi éxito más grande y lo mejor que me ha pasado”, platica Chantal.
Chantal Torres

Fotos Einar González y Christopher Armenta

Chantal es una mujer muy activa dedicada a los medios de comunicación, y su embarazo hizo que se detuviera un poco para disfrutar tiempo de calidad con su esposo, ambos vivieron una etapa de pareja increíble. A pesar de tener miedo al contagio, Chantal buscó que no hubiera nada negativo en su gestación y no fue fácil. “Llegó un momento en donde el miedo se fue a pesar de la situación, sabía que mi familia se estaba cuidando mucho, más bien temía por lo que pudiera pasarles, pero Emma me trajo una paz en tiempos difíciles que le voy a agradecer toda la vida”, comenta. Tuvo un baby shower virtual con sus íntimos, sin embargo, considera que lo único que necesitaba era tener paz y salud. Al acercarse la fecha del parto comenzó a preocuparse al no saber en qué momento podrían regresar de Cancún para ir con su médico, ya que los estados se encontraban en semáforo rojo, al final logró que todo saliera de la mejor manera.
Locación Hotel Four Seasons CDMX Styling Rodrigo Aguilar Alcántara Maquillaje Guerlain por Osvaldo González Peinado Zharon Ximénez para Kokoromx

Descubre el artículo completo en la edición digital e impresa CARAS MAYO

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Editora web y Social Media Manager de la revista Caras México de Editorial Televisa.
Más contenido como este
A través de sus redes sociales, Hillary Clinton externó su apoyo a la actual vicepresidenta y llamó a la acción para apoyarla
Varias figuras han respaldado a la vicepresidenta de EE UU para ser la candidata por el partido demócrata
El presidente de Estados Unidos no buscará la reelección y renunció a su candidatura en la que competía con Donald Trump
El perfil del magante cobró relevancia entre los seguidores de la astrología
La influencia astrológica en la presidencia de Joe Biden indica que su resiliencia y empatía tendrán un papel importante en las elecciones