El emotivo arte de Amador Montes que trasciende fronteras

Amador Montes

Nació en Oaxaca hace 45 años y ha puesto el nombre de México en alto con sus obras que han viajado a diversas partes del mundo.

Parece que el arte y Oaxaca tienen un romance, y que de ese amor han nacido grandes artistas plásticos quienes han puesto el nombre de México en alto. Tal es el caso de Amador Montes, cuya obra ha sido expuesta de manera individual en México, París, Inglaterra, Canadá, España, Corea del Sur, Italia, Emiratos Árabes y Estados Unidos, entre otros.

Y no solo eso, su arte también ha podido ser apreciada en El Vaticano, la sede de la ONU en New York, la Embajada de México en España, y prestigiosas universidades de Reino Unido.

También lee: “Oaxaca lo tiene todo”: Carla Sodi de Casa Wabi

¿Pero quién es y cómo nació su pasión por la pintura? Entrevistamos a Amador Montes para que él mismo nos platicara sobre su extraordinaria historia.

¿Cómo empiezas en el mundo del arte?

Yo nací en Oaxaca hace 45 años y bueno Oaxaca está rodeado de obras de arte y folclor, entonces yo nací en una población muy tradicional oaxaqueña donde hacen monos de calenda, son orfebres y tienen todas las costumbres. Desde chiquito me fui involucrando mucho en el arte, no sabía que iba a ser pintor pero sabía que me gustaba mucho estar creando cosas y haciendo lo que el mismo barrio de alguna forma te indica, te va llevando.

No te pierdas: Oaxaca: el hot spot de tradiciones y artesanías

https://www.instagram.com/p/CGntlzDn00P/

¿Estudiaste en alguna escuela o fuiste autodidacta?

No, fíjate que estudié diseño gráfico en Puebla y eso me ayudó muchísimo, de repente en mi obra hay mucha tipografía y eso hace que mi trabajo parezca más cartelería que una obra como tal, entonces tengo una cromática con muchos colores más y hay una mezcla muy padre.

¿Fue difícil sobresalir?

La verdad sí porque Oaxaca está lleno de artistas, pero tampoco era lo que yo buscaba, yo pintaba, trabajaba y buscaba así poco a poco pienso que fui tomando un lugar en el ambiente artístico oaxaqueño que es muy muy importante.

Oaxaca es una cuna de gente exitosa en todos los ámbitos, ¿a qué crees que se deba?

Somos un Estado muy completo, entonces la creatividad y el acercamiento a las comunidades indígenas, nuestra naturaleza como tal, nuestras costumbres, todo eso te va encaminando a ese rubro, el tema del color, de la forma, la música que es tan importante en Oaxaca, la pintura y la arquitectura del centro histórico, la gastronomía que resalta mucho, creo que por ese acercamiento los oaxaqueños vemos todo con color y forma.

https://www.instagram.com/p/CF3J6g9B1PI/

Tu paleta de colores es muy distintiva, ¿por qué ese tipo de colores?

La verdad es que yo pinté mucho con (color) tierra, yo tuve la oportunidad de viajar mucho, viví en Corea, entonces nada más pintaba en blanco y negro, fui moldeando mi paleta de colores y me gustaba mucho expresarme con colores tierras como los ocres, los azules, negros y blancos, pero a partir de la pandemia y de este encierro hice un cambio total y empecé a pintar con muchísimo color, como si lo tuviera yo guardado y lo hubiera sacado de repente y ha tenido un resultado impactante, ha sido una bombas de colores, es como cuando uno se pone traje, siento que todo se ve mejor pero siempre es lo mismo y así me pasa con el tema del color, pero estoy muy contento porque son cambios de piel importantes además esto empezó porque yo vi en las redes mucha información negativa todo el tiempo y triste, entonces pinté con colores y empecé a mandarles pinturas a mis conocido, me di cuenta que era una necesidad social y que la gente quería escuchar música alegre e información positiva entonces ocupe el color, estoy feliz de la vida regresando a los colores de cuando era un niño, de seguir usando los colores y ahorita tengo dos proyectos uno la Ciudad de México que es una galería y otra es una carpeta gráfica de gran formato lleno de colores con combinaciones que nunca pensé que fueran mías, me encanta como se ve.

También lee: Pintores… ¿enemigos de la realeza británica?

¿Se puede decir que le pusiste color a la pandemia?

Sí, la verdad es que le puse la parte positiva, está la exposición que se llama ‘’Donde florece la esperanza’’ que eran flores de muchos colores, entonces al final yo como muchos humanos no quiero decaer al contrario creo que esto va a pasar y en algún momento vamos a conocernos más y así como somos los mexicanos vamos a burlarnos de esto, se ha convertido en un tema de enfrentamiento entonces yo lo estoy haciendo partir del color.

https://www.instagram.com/p/CB1LX1khSez/

Vemos que en muchas de tus obras hay animales, ¿a qué se debe?

Es todo una iconografía que la traigo de hace muchos años, me encantaba ver pájaros, jugar con insectos, atrapar gusanos y mariposas, entonces esos juegos se quedaron conmigo, también las tazas de café y las teteras, toda mi iconografía se ha alimentado con mi lenguaje desde que soy chiquito hasta ahorita, a partir de todas las experiencias que han pasado por mi vida hoy estoy muy contento con mi iconografía porque es una forma de poder trabajar con dibujos y colores.

También vemos que hay algunas de ellas que tienen al menos una palabra, ¿por qué es tan importante la palabra en tu trabajo?

Hay dos vertientes, la primera es que soy diseñador gráfico de profesión entonces a mí me gustaba mucho eso de escribir y luego dibujar y la otra es que cuando yo llegué a Oaxaca después de estudiar en Puebla, quise pintar pero ya había tantos artistas con trabajos increíbles y sobresalir era muy difícil, entonces cuando empecé a escribir me di cuenta de que mucha gente no escribía en sus cuadros, ahí empezó la idea de escribir en mis trabajos, es muy difícil expresar algunas cosas y se fue quedando, la gente se fue apropiando de esa tipografía y yo también de ella, tanto que ahora ya es parte de mí.

No te pierdas: Andy Warhol: el hombre detrás del artista

Sé que has ido a diversos países a exponer tu arte, ¿en qué momentos sentiste que ya eras un artista internacional?

Uno de mis grandes anhelos con la pintura es que pudiera comunicarme más universalmente, y cuando empecé a vender y exponer mis cuadros en otros lugares me sentía muy bien de poder conectar con alguien, porque esa persona que no me conoce se identifica con mi trabajo, mi primera exposición fuera de México fue en Corea, ahí empecé a sentir el orgullo de que te reconozcan tu trabajo como mexicano y en esta gran exposición que se hizo empecé a sentir que mi trabajo podía funcionar fuera de México.

https://www.instagram.com/p/B-2MdYOhJsj/

¿Cómo recibieron tu arte allá?

Muy bien la verdad, muy contento, después una galería me hizo una exposición individual y seguí trabajando, después pasó lo mismo en Inglaterra y siempre mi trabajo ha sido bien aceptado, el arte mexicano hoy por hoy es muy valorado pero nos ven como grandes artistas, cuando estás fuera te das cuenta de que México es un país hermoso porque te valoran muchísimo y puedes ver a la gente de frente de cualquier lugar del mundo donde estés.

Cuando terminas una obra, ¿en algún momento te habla la pintura?

Yo no sé si me habla cuando la terminó, yo creo que platicamos cuando lo estoy haciendo, en el proceso me divierto muchísimo y diálogo, me enojo, la botó y a veces la amo, la verdad es que no te queda más que dejarla libre, que se vaya, que se exponga en otro lado que pise otros lugares, nunca se donde va a parar una pieza, en qué casa va a estar, a dónde se va a ir, en qué museo o galería estará, lo que sí sé es que a veces me han abierto puertas que nunca pensé, el diálogo es en el proceso, al final solo estamos la pieza y yo.

https://www.instagram.com/p/B6jJ8wlBBoV/

¿Te ha costado desprenderte de alguna obra?

Sí muchísimo, las piezas te abandonan y dejar que se vaya es muy difícil, son muy parecidas a los hijos porque toman su propio camino y no sabes a dónde van a ir, lo mismo me pasa con mi trabajo, la ventaja es que soy un gran coleccionista y muy serio entonces se qué van a ir a casas muy raras que los aprecian y que las quieren, eso en verdad me tranquiliza mucho.

¿Cuál de tus obras ha sido tu favorita?

Tengo la mala costumbre de que después de acabar la pieza pasa un tiempo y ya no me gusta tanto, me gusta más la que acabo de hacer y me enamoró de la pieza, después la dejó y me emociona otra cosa, es una emoción que sube y baja.

Has trabajado óleo, bronce, acrílico, cerámica y muchos materiales más, ¿a qué se debe y con cuál te gusta trabajar más?

A mí me gusta mucho la experimentación, creo que eso se debe que no le tengo miedo al material, al ser completamente autodidacta no hay nada que perder, no me enseñaron a usar ningún material ni nada, yo tiro el material y hago lo que salga, eso me divierte mucho y eso es lo que más me gusta. En el otro tema yo creo que se debe al tema de no tenerle mucho respeto al material sino más bien experimentar cuando tengo algo en la cabeza que quiero transmitir y con lo que se pueda tengo que satisfacer ese tema.

https://www.instagram.com/p/B_70SgnJaOb/

¿Cuál crees que sea la clave de tu éxito?

No sé sobre el tema, la palabra éxito me da un poco de miedo, porque no pretendía ni tener fama, ni vender mis cuadros, ni exponer fuera de México, ni lo pretendo, sólo me gusta. Es como el dinero, yo soy feliz con o sin él, me da lo mismo y el tema del éxito como tal en el mercado y las exposiciones no es algo que esté pensando mucho. Yo creo que el éxito es todos los días poder venir a mi estudio, tomar una taza café y empezar a pintar, esto para mí es lo mejor, mi mejor día es estar en el taller pintando y dibujando, de repente cuando alzó la cara ya son las 7 de la noche y me salgo a comer algún lado ese es mi mejor éxito.

Hablando un poco sobre esto, ¿cómo es un día en la vida de Amador?

Me levanto, me vengo al taller que está muy cerca de mi casa, me tomo una taza de café, escucho música --me gusta el jazz, la música mexicana, la trova-- luego estoy regando mis plantas, empiezo como a las 8 de la mañana y después ya empiezo a pintar y cuando me doy cuenta ya es muy tarde como a las 4 de la 5 de la tarde porque mi estómago me dice que ya tengo que ir a comer, entonces me regreso a mi casa, como algo y vuelvo. Si estoy muy emocionado pintando haciendo una escultura, me regreso muy rápido, disfruto mucho mi taller porque le entra mucha luz tanto en la mañana como en la noche, luego de un rato me voy de regreso a mi casa a descansar o a veces trabajó mucho, a mí me gusta mucho la intensidad a veces me gusta estar trabajando hasta las 12 o 1 de la mañana.

¿Cuál es la obra que más te has tardado y cuál es la obra en la que menos te has tardado?

Esta serie de color es muy intensa, entonces en la mañana empiezo a pintar y ya no me puedo desconectar porque estoy en trance, en ese caso es muy rápido, tuve una exposición que se llama ‘’El otro muro’’ la expuse en Inglaterra, ahí es donde sí tenía que tener un poco más de procesos de cocina por una parte venir en la tarde esperar a que se secara y al día siguiente continuar y eso hace que te vayas retardando, pero en el tema de la pintura de color es más rápida y a la vez es cansada porque es muy enérgica y en cambio la otra es mucho más paciente.

¿Qué tanta importancia tiene el arte en tu vida?

Es todo en mi vida, no puedo ver mi vida sin el arte desde que era muy pequeño, yo veía todos los libros de mi papá con dibujos y así los entendía, entonces siempre estuve muy cerca del arte pero no sabía que estaba cerca del arte, yo iba caminando por las calles veía paredes viejas y se me ocurría pintar algo y hoy el arte es la forma en la que me puedo expresar y el hecho de que pueda hablar con los demás, como soy muy tímido a veces prefiero hablar con mi trabajo.

https://www.instagram.com/p/7bcvNHp7_3/

¿En tu familia hay más artistas?

No, aunque tengo hermanos arquitectos, tengo otro hermano que hace cosas con las manos es muy creativo y mis hermanas también, estamos en la parte creativa que es gracias a mi padre, pero yo soy el único que se dedica meramente al arte.

Cuando no estás creando, ¿qué es lo que hace Amador Montes en su tiempo libre?

Regularmente siempre para crear tengo que trabajar, tengo que salir a conocer gente, viajar, tomar fotos, leer, caminar mucho, ser muy chismoso y preguntarle a la gente que está haciendo, soy una especie de sociólogo, ando por todos lados y eso es como ir recabando información entonces cuando pintó toda esta información me sale, me acuerdo de todo y lo vacío en las pinturas, tengo que tener mucha preparación o si es un proceso de investigación como tal, tengo que leer y observar para poderlo hacer.

Amador Montes

Amador Montes. Foto: Cortesía

Se está terminando el año, ¿cómo lo vas a acabar y que viene para ti en el 2021?

Yo tengo muchos planes, dejamos una exposición en Mónaco importante, yo espero que se retomen las exposiciones que tenemos planteadas, también deje alguna exposición en Nueva York, tengo que hacer aquí unas carpetas y tengo la intención de hacer una exposición en el D.F con una galería. Cuando termina nunca me hago tantas expectativas pero para mí siempre ha sido la misma rutina, tengo muchas ideas y cosas que estoy seguro que tanto internacional como nacional se hagan y que la gente que me invita siga con la misma idea de que hagamos cosas y de que mostremos mi trabajo dentro y fuera de México

¿Cómo describirías tu arte en tres palabras?

Emotivo, porque yo siempre he pensado que el arte nunca ocupa tanta razón más bien es mucha emoción nunca pienso a la hora de pintar solo empiezo a vaciar mis ideas, melancólico porque siempre hay un recuerdo de mi madre presente y atrevido porque yo no estudié esto entonces yo pintó así.

Por Alejandra Morón Instagram: @moronitas
No te pierdas: Claudio Limón: el muralista mexicano que lleva los colores al mundo
Más contenido como este
Los tenis, de color dorado y con un precio de 399 dólares, se han convertido en un símbolo de la polarización política en el país
La Ciudad de México alberga a figuras importantes del mundo empresarial
Las creadoras de Laguna Cyprien, Marijose Pacheco y Katarina Brunback, fusionan los rituales del día a día, los productos veganos y un diseño minimalista.
El estado de Jalisco ocupa el cuarto lugar en aporte al PIB nacional, las empresas de estas mujeres son fuente importante de dicho aporte
Desde la fundación de Cervecería Cuauhtémoc hasta el actual FEMSA, la familia Garza Lagüera ha sabido adaptar los negocios de la familia a las exigencias de cada generación