Los primeros detalles de la boda de Tamara Falcó e Iñigo Onieva

La pareja conformada por Tamara Falcó e Iñigo Onieva está alistando todos los detalles para su soñado enlace matrimonial

Los primeros detalles de la boda de Tamara Falcó e Iñigo Onieva

Los primeros detalles de la boda de Tamara Falcó e Iñigo Onieva

La marquesa de Griñón Tamara Falcó y el empresario Iñigo Onieva están preparando todos los detalles para su boda que tendrá lugar el próximo 8 de julio en la capilla del Rincón, el palacio del siglo XIX que su padre le dejó de herencia. Este está situado en la localidad madrileña de Aldea del Fresno.
Cabe mencionar que Tamara luce un nuevo anillo de compromiso de la firma Repossi formada por tres diamantes, una joya similar a la que su prometido le entregó el pasado mes de septiembre cuando anunciaron por primera vez su compromiso que después terminaron por la infidelidad de Iñigo. Sin embargo, más adelante, ambos decidieron continuar con su relación y ahora, están a punto de ser marido y mujer.

Después de la polémica infidelidad de Iñigo, finalmente volvió con Tamara y están a poco tiempo de llegar al altar.
Respecto al vestido, la empresaria viajó a Bilbao para elegir un diseño de la firma española Sophie et Voilà.
Por otro lado, el banquete estará a cargo del prestigioso chef Eneko Atxa, quien preparará el delicioso menú que los invitados degustarán el día de la boda.

Más contenido como este
Siguiendo las tradiciones indias, la boda de los herederos de dos de las más grandes empresas de la India, Anant Ambani y Radhika Merchant, tendrá tres días de celebraciones
El afamado torero español se encuentra en la lista de deudores de España debido a un negocio relacionado con él
Desde hace siete meses que el abogado goza de libertad condicional, beneficio otorgado por su agravado estado de salud.
La actual vicepresidente de Estados Unidos tiene un origen multicultural que ha prevalecido en su familia
La llegada de Víctor González Herrera al panel de tiburones promete una mayor apertura a la sustentabilidad y la responsabilidad social