Jefe de Spotify señala a Meghan y Harry de “estafadores”

Meghan Markle y el príncipe Harry anunciaron el final de su millonario contrato con Spotify

Jefe de Spotify señala a Meghan y Harry de "estafadores"

Jefe de Spotify señala a Meghan y Harry de “estafadores”

La plataforma de streaming Spotify, emitió un comunicado para anunciar el fin del contrato que tenía con Meghan Markle y su esposo Harry para producir el podcast “Archetypes”.

Después de que se diera a conocer esta noticia, Simmons, un jefe de la plataforma acusó a la pareja de “estafadores”. Medios estadounidenses aseguran que los duques de Sussex no cumplieron con las expectativas de productividad requeridas por Spotify.

En 2020, Meghan y Harry firmaron un acuerdo por 20 millones de dólares. No obstante, la plataforma y los duques emitieron un comunicado en el que señalaron que decidieron finalizar su contrato de mutuo acuerdo.

El acuerdo de Meghan y Harry

El matrimonio y la productora anunciaron una alianza con el objetivo de “construir comunidad a través de experiencias, narrativas y valores compartidos”. Este podcast lanzó 12 episodios en los que la duquesa habló con Serena Williams, Mariah Carey y Paris Hilton, así como otra decena de actores, comediantes y figuras públicas. Aunque Meghan y Harry no habían producido suficiente contenido para recibir el pago completo del acuerdo, según informó Wall Street Journal.

Más contenido como este
Archwell, creada en 2020 por Meghan y Harry, ha sido declarada como morosa, lo que le impediría solicitar y recibir donaciones
Durante su estancia en Nigeria, los duques de Sussex cubrieron una agenda enfocada en dar seguimiento a las labores que apoyan en este país
Aunque han pasado varios meses, al liberarse los datos sobre los gastos de la Casa Real, se dio a conocer cuál fue el costo de los festejos por la mayoría de edad de la princesa Leonor
El monarca británico regresó hace unos días sus actividades públicas tras permiso de sus médicos
La falta de mantenimiento de Royal Lodge, donde el príncipe Andrés y su exesposa Sarah Ferguson viven, pone en evidencia la complicada situación económica del duque de York