Letizia cumple 50 años; así ha sido su transformación estética

Letizia cumple 50 años; así ha sido su transformación estética

El rostro de la reina Letizia es muy diferente al que conocimos cuando se anunció su compromiso con Felipe en 2003. Pero, ¿cuál es el origen de su obsesión por lucir perfecta?

Por Erika Roa Torres Fotos Getty Images

“Según acaba de hacer oficial la casa real, ha anunciado el compromiso matrimonial entre el Príncipe de Asturias y la periodista Letizia Ortiz Rocasolano”, así el 1o de noviembre de 2003, el Telediario de TV Española daba la gran noticia que el país esperaba. Ese fue el momento en que el mundo supo el nombre de la novia del entonces príncipe Felipe de Asturias, aunque ya casi todos la conocían, puesto que Ortiz Rocasolano era una de las titulares de aquel noticiero. Su rostro era familiar para la gente y desde entonces no dejó de aparecer en las primeras planas”.

Quizá la persona que se portó de manera más dura con Letizia fue su suegro, el rey Juan Carlos. Aquí, en mayo de 2004 en la gran boda real.

Quizá la persona que se portó de manera más dura con Letizia fue su suegro,

DE PLEBEYA A REINA, UNA METAMORFOSIS MUY DOLOROSA

El camino que ha transitado Letizia para convertirse en una de las reinas más conocidas del planeta, ha sido varias veces tortuoso. Al principio se enfrentó al rechazo de la familia real española, pues no creían que fuera una candidata digna a ocupar el trono, simplemente, su origen plebeyo no le gustaba. Además, la periodista era divorciada, su madre era enfermera y uno de sus abuelos taxista. Los Borbón se llevaban las manos a la cabeza, la peor desgracia había caído sobre ellos.

Los pleitos públicos entre Sofía y Letizia han dividido a la opinión pública.

Los pleitos públicos entre Sofía y Letizia han dividido a la opinión pública.

El rey Juan Carlos no soportaba a su nuera, le caía mal y no disimulaba su coraje. En una ocasión, en el palacio de la Zarzuela, durante los primeros años de casados de la pareja, la familia estaba reunida con el rey Constantino, hermano de la reina Sofía, cuando Letizia hizo uso de su amplio conocimiento sobre política internacional hablando de un tema, y de pronto, Juan Carlos la calló. En 2013 un paparazzi captó a la reina Sofía regañando a la asturiana, e incluso manoteándola como si se tratara de una niña que hizo alguna travesura. Sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina, la veían por debajo del hombro y nunca la respetaron, pero como si esto no fuera poco, también los amigos de Felipe la hacían menos y se burlaban de ella. Cuenta la periodista Carmen Enríquez, que colaboró para un documental de una cadena televisiva española que “los amigos de Felipe era muy ‘pijos’(en términos mexicanos los bautizaríamos como ‘mirreyes’). Formaban parte de la alta sociedad y sus cercanos del colegio eran de las grandes familias. Letizia tenía la costumbre de decir con cierta frecuencia, ‘jolines’ y nos contó gente próxima a los amigos del príncipe que la llamaban ‘la jolines’. Un apodo bastante peyorativo e injusto”. Aunado a ello, al principio Letizia carecía de estilo, pues no acertaba con sus elecciones. Por consejo de su suegra, que durante todo su reinado encomendó a una sola modista para confeccionar sus outfits, Sofía deseaba que su nuera hiciera lo mismo, entonces, la joven princesa confió en Felipe Varela, quien en ocasiones atinaba, pero en otras la hacía ver muy aseñorada.

Al inicio de su relación con Felipe VI, Letizia no se sentía del todo có- moda con su imagen. Además, creía no encajar en el molde de princesa.

Al inicio de su relación con Felipe VI, Letizia no se sentía del todo cómoda con su imagen. Además, creía no encajar en el molde de princesa.

En aquel tiempo, Letizia se enfrentó a muchos obstáculos de todo tipo. Aunque, por un lado, fue la más feliz con la llegada de sus hijas, Leonor y Sofía, por otro fue una época muy estresante y dura, en la que no se hallaba en su papel de princesa por la resistencia que todo el tiempo experimentaba. ¿Fueron estos episodios de rechazo los detonantes que la empujaron a cambiar su físico en busca de agradar a todos? Muy probablemente.

La primera vez que Letizia se sometió a una cirugía fue en el verano de 2008, para llevar a cabo una septorrinoplastia con la cual buscaba corregir su tabique nasal desviado y de paso, realizar un retoque estético.

La primera vez que Letizia se sometió a una cirugía fue en el verano de 2008, para llevar a cabo una septorrinoplastia con la cual buscaba corregir su tabique nasal desviado y de paso, realizar un retoque estético.

SUS VISITAS AL QUIRÓFANO

La esposa de Felipe no se sentía a gusto con ella misma y se notaba, constantemente parecía tener el sentimiento de no encajar en el molde de una princesa y menos en el de una reina, temía no cumplir con las expectativas que se tenían.

Letizia cumple 50 años; así ha sido su transformación estética

Fotos: Getty Images

En el verano de 2008, Letizia se sometió a su primer cirugía estética. La casa real anunció que la entonces consorte real se había sometido a una septorrinoplastia para corregir el tabique nasal desviado que le generaba algunas molestias. Se dijo que aprovechó para retocarse estéticamente la nariz, ya que su forma natural era algo aguileña. El resultado fue increíble: a todos les gustó mucho. En cambio, nunca se confirmó un ligero aumento de busto que apenas es perceptible, ya que ‒al parecer‒ los implantes son una talla más grande de copa. El objetivo era levantar un poco el busto sin llegar a lucir vulgar. La tercera cirugía a la que se sometió fue una reducción de mentón, puesto que, de nacimiento, Letizia lo tenía muy prominente y alargado. En imágenes de perfil se puede notar la diferencia del antes y el después. Tanto la operación de nariz que hoy luce recta y más respingada como la del mentón, ayudaron a que la actual reina de España lograra un rostro más armónico, incluso fotogénico. El desenlace fue extraordinario y consiguió que Letizia se sintiera más segura y a gusto consigo misma. Pero eso no fue todo, también ha sufrido más cambios estéticos que no necesariamente son resultado de un quirófano, aunque sí se han producido de manera espaciada a lo largo de los años y son procedimientos no invasivos, como la aplicación de ácido hialurónico en las comisuras de la boca o el bótox en su frente y entrecejo.

Las dos operaciones más evidentes son quizá la nariz y el men- tón, pues de nacimiento, la actual reina lo tenía muy prominente.

Las dos operaciones más evidentes son quizá la nariz y el mentón, pues de nacimiento, la actual reina lo tenía muy prominente.

En la madre patria, varios cirujanos plásticos, expertos en la materia, han comentado a los medios que la actual reina se ha aplicado casi todos los rellenos faciales que existen en el mercado, tales como el poliláctico, hidroxiapatita o el policaprolactona, además de los ya mencionados. En cuanto a las cejas lucen más altas y reorientadas, gracias a la toxina botulínica. Igualmente, los labios también recibieron una ligera dosis de ácido hialurónico, el cual le ha dado un poco de volumen, aunque como ha sido muy cuidada la cantidad no se nota una boca exagerada. También, llevó a cabo un tratamiento de ortodoncia al que se sometió durante casi un año para presumir una sonrisa perfecta.

Los cambios estéticos de Letizia han sido eviden- ciados con el paso del tiempo.

Los cambios estéticos de Letizia han sido evidenciados con el paso del tiempo.

Para 2019, la cara de Letizia comenzaba a figurar más acartonada, con demasiados rellenos, incluso había perdido ya gestos y facciones muy características de su rostro, pero después de la pandemia podríamos hablar de un cambio de estrategia en el plan de acción que garantizara la eterna juventud a la esposa de Felipe VI; ahora el objetivo es, sí usar rellenos, aunque con moderación. A la fecha, Letizia sigue utilizando rellenos de todo tipo, pero moderadamente. Por ejemplo, se inyecta bótox en la frente y el entrecejo, en las patas de gallo lo aplica en menos cantidad, por lo que podemos notar varias arrugas. Esto le da un toque de naturalidad, pues conserva su belleza y evita a toda costa el efecto de cara acartonada. Para eso han ayudado las constantes sesiones de radiofrecuencia, así los como tratamientos de hidratación con ácido hialurónico y productos cosméticos que le han devuelto una piel renovada, fresca y más hidratada.

SU ESTILO A TRAVÉS DEL TIEMPO

En 2015, la ex periodista se encontraba visitando el showroom de Matías Rodríguez y dio la casualidad que se hallaba ahí mismo la estilista de la revista Cosmopolitan, Eva Fernéndez. La química entre la reina y Eva fue inmediata. Al poco tiempo, la joven renunciaba a la editorial para asesorar a Letizia. Los looks más atrevidos que ha lucido en público son obra de Eva. Un gran acierto para la imagen de la consorte real. De esta manera se completó la transformación de la Reina de España, bajo una imagen renovada, actual y moderna que la ha catapultado a la fama internacional. Hoy es una de las royals más fotografiadas del planeta.

Médicos estéticos aseguran que Letizia ha recurrido a todo tipo de rellenos para estilizar su rostro, sin necesidad de llevar a cabo un procedimiento invasivo.

Médicos estéticos aseguran que Letizia ha recurrido a todo tipo de rellenos para estilizar su rostro, sin necesidad de llevar a cabo un procedimiento invasivo.

Asimismo, la esposa de Felipe VI se ha plantado frente a los Borbón y les ha hecho saber que ‒antes que nada‒ se le debe el respeto mínimo que cualquier persona merece, ya no le importa si la ven por debajo del hombro, Letizia es Letizia y se ha ganado su lugar en la historia. Además, hoy le preocupa mucho menos el qué dirán y disfruta sin remordimiento de su trabajo. Los errores que ha cometido la han moldeado, sin embargo, también ha aprendido bastante a contener su carácter. El camino ‒por supuesto‒ no ha sido fácil, y la joven de clase media que arribó a Zarzuela hace casi 20 años, ha mostrado una resiliencia a prueba de balas mediáticas, ella simplemente no ha dejado de luchar ‒y hoy‒, a punto de cumplir 50 años, se ha encontrado con esa madurez que solo los años dan.

Letizia, hoy es más feliz, se gusta más y ha aceptado que el proto- colo real en ocasiones no es negociable.

Letizia, hoy es más feliz, se gusta más y ha aceptado que el protocolo real en ocasiones no es negociable.

Te puede interesar: 50 looks por los 50 años de Letizia

EL PADECIMIENTO POR EL QUE CARLOS III TIENE LOS DEDOS HINCHADOS Y ROJOS

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Editora web y Social Media Manager de la revista Caras México de Editorial Televisa.
Más contenido como este
El heredero británico fue uno de los invitados a la ceremonia que se realizó en Inglaterra
Además de cierta similitud física, la futura duquesa, ha recorrido una vida similar a la de la princesa de Gales
La obra presentada como portada de una revista, es parte de una serie de retratos de la familia británica presentados por la publicación
La mansión de la baronesa Thyssen, construida en el siglo XIX, ya ha estado a la venta ya varias veces pero sigue sin encontrar comprador
Figura emblemática en medios británicos, se ganó el mote de “Queen of mean”, parece haber encontrado el amor en Andrew Parker Bowles