¡Juan Diego Covarrubias y Edna Monroy se juran amor eterno!

¡Juan Diego Covarrubias y Edna Monroy se juran amor eterno!

La pareja se casó por el civil este sábado 24 de marzo.

¡Juan Diego Covarrubias y Edna Monrroy y son marido y mujer!

La pareja contrajo matrimonio civil este sábado 24 de marzo.

Ante familiares y amigos, la pareja se juró amor eterno.

Y a partir de este sábado comenzarán una nueva etapa en sus vidas.

Juan Diego y Edna se dieron el ‘Sí, acepto’ en una íntima ceremonia en el salón Terraza Brocante de la Ciudad de México,

Familiares y amigos fueron testigos de la unión de la pareja.

100 invitados, entre familiares y amigos, acompañó a la pareja en este día tan especial.

“Contigo para siempre... ???”, escribió Edna junto a una serie de fotografías del día más especial para ella.

“Soy la mujer más feliz con un hombre como él al lado @juandiegocova1 ???? #teamo #wedding #civil #cumpleaños”,

El tuvo doble celebración, pues además de contraer matrimonio con la guapa conductora, celebró sus 31 años de vida.

“Nada me hace más felíz que sellar nuestro compromiso legalmente mi amor Señora de Covarrubias te amo con todo mi ser!”, escribió el actor.

“De los días más importantes de mi vida, a partir de hoy soy la señora de Covarrubias ??. Gracias mi amor @juandiegocova1 por este día tan especial, gracias a nuestras familias por estar con nosotros en el mejor día!!”, compartió Edna Monrroy.

¡Felicidades a la pareja!

Más contenido como este
La actriz acudió a la proyección de la cinta “Arillo de Hombre Muerto”
La intérprete de “Cielo Rojo” debió pasar por momentos complicados en su vida antes de encontrar el amor en Antonio Aguilar
La joven cantautora también le dedicó unas emotivas palabras ante el asombro de los viajeros y la tripulación
Cazzu rompe el silencio con palabras de gratitud para quienes la han apoyado y se dice enfocada en su hija y su carrera
La emblemática pareja símbolo de la música regional mexicana por generaciones, se mantuvo unida desde su boda en 1959 hasta el fallecimiento de Antonio Aguilar en 2007