Diego y yo se reinventa de la mano del chef Alex Bonilla

En el corazón de Polanco, en Masaryk, Diego y yo es un imperdible para los amantes del buen comer mexicano.

Diego_y_yo_nuevo_menu.jpg

Diego y yo presenta una nueva propuesta gastronómica.

Jorge Alférez

Fue a finales de 2022 cuando Diego y yo abrió sus puertas en Masaryk, en el corazón de Polanco, en la capital mexicana, con la intención de ofrecer una nueva propuesta gastronómica que enalteciera los sabores de nuestro país.

Ahora, de la mano del chef Alex Bonilla, presenta una nueva versión bajo una reinterpretación de la gastronomía mexicana.

Amor a primera vista… con muy buen sabor

Originario de Oaxaca, y con una amplia trayectoria, el chef Alex Bonilla llega a la capital para presentar platillos que rinden homenaje a las diversas regiones de nuestro país. Al respecto y en una plática con el chef, nos comenta. “La intención o mi estilo de cocina está más apegado a un tema de sabor, claro está, siguiendo la tendencia y lo que está en vanguardia en cuanto a la presentación, pues claro que de la vista nace el amor, pero, para mí, lo más importante es el sabor, pues por muy guapo que esté el plato, lo importante es el sabor”.

Sabor a México

Asimismo y respecto a su deseo por enaltecer a la gastronomía mexicana a través de sus platillos, nos confiesa. “Mis lugares favoritos son Oaxaca, Chiapas, Puebla. Es imposible dejar de lado los sabores con los que yo crecí en Oaxaca y busco que estén siempre presentes en elementos como el piloncillo, el mole, las semillas, el plátano y más”.

Sabor en equilibrio

Siguiendo la plática, el chef nos confiesa que algo que lo diferencia del resto es el sabor marcado en su propuesta, claro está, manteniendo un balance. “Los sabores de mis platos están muy marcados, son intensos, pero muy bien equilibrados. Me gusta que la gente encuentre sabor en mis platillos, pues es parte de mi estilo y de mi gusto por acentuar los sabores. Claro está, siempre poniendo a Oaxaca en el mapa pues para mí, y no por ser de ahí, pero es uno de los estados con mayor propuesta gastronómica”.

La nueva propuesta gastronómica de Diego y yo

Entre las entradas, podemos encontrar: Betabel asado, Elotes con chichilo, Coliflor con mayo de morita, Rocas de requesón (de mis favoritas), Tostadas de Lobina y más. Del Nixtamal, algunos de los imperdibles son las Infladitas de lechón al pibil, Tamal frito de frijol y la Tetela con Short Rib, todos ellos un must para los amantes del sabor mexicano.

Entre los platos fuertes se encuentran la Barbacoa de Brisket, Pollo orgánico con adobo rojo, la Lobina rayada con mayo de toreados, la Hamburguesa Diego y el Cordero con mole oaxaqueño, siendo los dos últimos, las mayores recomendaciones del chef.

Para cerrar con broche de oro, un Pan de elote con salsa de maíz, un Flan de naranja y Guayabas en ponche, de las favoritas del chef.

Más contenido como este
La “pequeña Grecia” de Florida, con sus playas de arena blanca y aguas turquesas del Golfo de México, invita a desconectarse de las presiones cotidianas de las grandes ciudades
El famoso slogan de la cerveza Corona ha sido avalado con su ingreso a la lista de las marcas más valiosas a nivel global
La “manzanita” recupera el trono en el mercado, gracias a su alianza estratégica con la inteligencia artificial y el repunte en la bolsa de valores
El Colegio Valle de Filadelfia ha sido un valiente pionero en aplicar una metodología de enseñanza innovadora con excelente resultados
El Four Seasons Ciudad de México y su restaurante insignia, Zanaya, fueron anfitriones de la comida del chef