Actores extranjeros que llevan a México en el corazón

actores
Por Jorge Alférez

Actores extranjeros como Juan Soler, Cristián de la Fuente, René Strickler y Alejandro Nones, son el claro ejemplo de todos aquellos que han ido en búsqueda de su sueño y, en su caso, fue tal lo que los llevó a vivir en México. Hoy, con una gran trayectoria de por medio, ellos se muestran agradecidos con el país que los recibió y aseguran ser mexicanos por elección y de corazón.

Fotos Israel Hérnandez, Christopher Armenta y cortesía Ana Márkez

RENÉ STRICKLER

Sus inicios lo llevaron por el camino del modelaje y la conducción, pero su gran delirio siempre ha sido la actuación. Hoy, más de tres décadas después de su llegada a México, el originario de Argentina y naturalizado mexicano, se muestra agradecido por la vida y carrera que aquí ha formado.
¿CÓMO Y CUÁNDO FUE TU LLEGADA A MÉXICO?

Llegué en enero de 1987 para trabajar como modelo. Para entonces ya había hecho pocas cosas en el terreno de la actuación en Argentina, pero mi plan en México era el de modelar.

¿QUÉ FUE LO QUE TE GUSTÓ DE MÉXICO?

Siempre me llamó la atención México y su historia, y ni hablar de las playas (risas). Siempre he dicho que México es mágico, tiene todo lo que quisiera tener cualquier país. Además, el calor, el amor y el cariño de la gente es único. La gente aquí te recibe con los brazos abiertos.

¿CUÁLES FUERON TUS PRIMERAS OPORTUNIDADES COMO ACTOR?

Mi primera oportunidad me la dio Florinda Meza con Alguna vez tendremos alas (1997), telenovela protagonizada por Kate del Castillo y Humberto Zurita. Era un papel muy importante, yo me enamoraba de la protagonista y mi novia en la trama era Eugenia Cauduro, que también era su primera novela, después de ser la imagen del Canal de las Estrellas. Luego, Angelli Nesma me da la oportunidad de protagonizar mi primera teleserie en Sin ti (1997), junto a Gaby Rivero y Adamari López. Más tarde hice junto a Carla Estrada, El privilegio de amar (1998), que es considerada una de las novelas más exitosas.

rene-strickler-alejandro-nones-scaled.jpg

JUAN SOLER

Fue en 1981 cuando el originario de Argentina, Juan Soler, llegó a México con una única intención: triunfar en la televisión. Hoy nos habla de su llegada a México, de sus primeros proyectos y de lo agradecido que está con el público y el país que se convirtió en su hogar.
¿CÓMO Y CUÁNDO LLEGASTE A MÉXICO?

Fue en septiembre de 1991 cuando decidí venir a México. Recuerdo haber recibido varios consejos y apoyo de mucha gente, pero para llegar a Televisa, lo hice por mi cuenta. Con una Guía Roji, tomé un camión en Chapultepec que me llevó hasta Periférico Sur, a la puerta 1 de Televisa San Ángel. La recepcionista en aquel momento era Consuelo Duval, quien me dirigió a la oficina del señor Eugenio Cobo, del Centro de Educación Artística de Televisa. Él me pidió los papeles y me hizo una audición para aceptarme. Así me recibieron en la escuela.

¿POR QUÉ DECIDISTE ESTUDIAR ACTUACIÓN?

En un momento de mi vida yo estudiaba Administración de Empresas y pasó algo que me hizo cambiar todos mis planes, fue un accidente de coche. Entonces pensé: “Casi me muero y no estoy haciendo lo que me gusta”, pero ante la pregunta, “¿qué es lo que me gusta?”, no tenía la respuesta, solo sabía que no la encontraría en esa carrera. Fue así, como salí en búsqueda de aquello que realmente me agradara, muy dentro mío sabía que lo que más quería hacer era vivir muchas vidas en una sola, y cuando descubrí la actuación, fue la mejor opción.

¿EN QUÉ MOMENTO DECIDES MUDARTE A MÉXICO?

Luego de estudiar Administración, ya estudiaba Actuación y un día, estaba sentado esperando para una audición en Argentina y frente a mí había una revista en donde aparecía el señor Azcárraga Milmo, lo llamaban “el Tigre”, dueño de la empresa televisiva más grande del habla hispana. Recuerdo haber leído la entrevista y cuando terminé decidí venirme a México. Yo buscaba saber si servía para la televisión o no, y cualquiera que fuera la respuesta, quería que me lo dijera el más grande. Así tomé la decisión, agarré un avión y me vine a México a tocar puertas.

CRISTIÁN DE LA FUENTE

Amante de la comida y las sobremesas mexicanas, Cristián de la Fuente se muestra agradecido con México y su gente por permitirle conocer y vivir lo mejor de nuestro país y, a la vez, construir una carrera que ha podido potencializar y gracias a la cual, hoy triunfa a nivel internacional.

¿CÓMO FUE TU LLEGADA A MÉXICO?

Yo tengo dos llegadas a México. De la primera no se supo mucho porque fue en 1998. Viví un año en Tijuana mientras grababa una serie de televisión que se llamaba Reyes y Rey, pero eso se hizo para el público latino en Estados Unidos. Luego me mudé a la Unión Americana y siempre fui como un latino que no era latino, porque no era conocido en la televisión de habla hispana. Años más tarde, se presentó la oportunidad de tener una participación especial en una telenovela de Salvador Mejía, y decidí venir. Fue entonces cuando empecé a trabajar en México y a sentir lo que era que la gente en este país te conociera, que es otro nivel.

¿CUÁL FUE TU PRIMER PROYECTO PARA EL PÚBLICO MEXICANO?

Mi primer proyecto fue Fuego en la Sangre (2008), era una participación especial. Más tarde volví a trabajar con Salvador en Corazón Salvaje (2009), también colaboré con Carlos Moreno y más productores en México.

¿TE CONSIDERAS MEXICANO DE CORAZÓN?

No solo llevo a México en el corazón, sino también en la forma de comer y en muchos otros hábitos. Después de tanto tiempo en México, de tantas comidas, de las bebidas y de la forma que tienen los mexicanos de disfrutar la vida, sin duda alguna, todo lo que he aprendido, vivido y adquirido me hace muy feliz.

juan-soler-cristian-de-la-fuente

ALEJANDRO NONES

Originario de Venezuela y luego de haber estudiado en Cuba, Alejandro Nones llegó a México para trabajar como modelo, pero fue la actuación, la que se convirtió en su gran pasión. Hoy es un actor con más de 20 años en nuestro país y su nombre aparece en un sinfín de créditos en el cine, teatro y televisión.

¿CÓMO Y CUÁNDO FUE TU LLEGADA A MÉXICO?

A México llegué la primera vez hace como 21 años, por una campaña de modelaje que hice para una marca mexicana. Desde entonces y durante varios años, México se volvió el lugar al que venía a trabajar por temporadas como modelo, hasta que un día tomé la decisión de mudarme y buscar la forma de estudiar Actuación.

¿QUÉ SIGNIFICA MÉXICO PARA TI?

Yo, la verdad es que siempre he estado muy agradecido de las posibilidades y las oportunidades que me ha dado la vida, y México, sin duda, es ese lugar que se ha vuelto parte de mi corazón y de mi vida. Es en donde tengo trabajo, en donde vive mi familia, en donde soy y también existo.

¿QUÉ ES LO MÁS LINDO QUE TE HA DADO MÉXICO?

Creo que lo más lindo es sentirme parte de un lugar tan especial y sentir que cada vez tengo un mejor sitio en una industria tan grande y complicada. Descubre el artículo completo en la edición digital e impresa CARAS SEPTIEMBRE

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Editora web y Social Media Manager de la revista Caras México de Editorial Televisa.
Más contenido como este
Tras el fallecimiento de su madre, Mónica Pretelini, Beatriz y la madre del expresidente fueron fundamentales en la crianza de Paulina, Alejandro y Nicole
Kevin O’Connor, médico militar con amplia experiencia, ha trabajado en la Casa Blanca desde antes de la administración de Joe Biden
Las fricciones en la familia de Miley Cyrus continúan dando de qué hablar, especialmente después de que surgieron versiones apuntando a que Noah, hermana de la cantante, y Tish, su mamá, protagonizaron un intenso triángulo amoroso
Sharon Zaga, directora del Museo de Memoria y Tolerancia, nos platica sobre el museo, sus objetivos y logros, así como detalles sobre la gala de este año.
El presidente de más edad en la historia de Estados Unidos fue sometido a un extenso chequeo médico que abarcó una amplia variedad de especialidades