El restaurante Marea enaltece al maíz tradicional

En alianza con la chef Lula Martín del Campo, la artista plástica Betsabee Romero y la sommelier Gina Estrada como sommelier, el pasado 17 de marzo, el restaurante Marea celebró y honró el trabajo de las mujeres en la escena artística

nota-caras-1.jpeg

El recibimiento fue con champagne Piper Heidsieck, seguido por una experiencia artística liderada por Betsabeé Romero, conocida como sello de tortilla. Dicha actividad, consta de imprimir con pigmentos naturales y comestibles, un patrón en una tortilla para así poder “comerse” el arte de esta antigua tradición, junto con los exquisitos alimentos.

restaurante-marea-1.jpeg

De entrada ofrecieron ostiones frescos en su concha, acompañados por el primero de los vinos G&G, proporcionados por Gina Estrada y Gustavo Ortega, los cuales tienen como propósito explotar al máximo los sabores de los mejores platillos mexicanos.

marea-3.jpeg

Esquites ancestrales con ayocotes formaron el segundo tiempo, acompañado de vino rose, también proveniente de la vinícola.

Como plato fuerte, se sirvió pescado zarandeado con deliciosas cebollas moradas y tortillas “impresas” para taquear, acompañados de varias salsas.

Finalmente, la Chef Lula cerró esta cena con un delicioso chocolatísimo, acompañado de la reserva especial de Gina y Gustavo, dando por terminada esta emblemática cena.

restaurante-marea-2.jpeg

Más contenido como este
Aunque Enrique Peña Nieto ha estado aparentemente ausente en eventos familiares, su hija Paulina deja ver en su publicación que siguen muy unidos
El ejecutivo de Tesla fue pieza clave en las negociaciones para la implementación de la Gigafactory en Nuevo León
La aprobación el paquete de compensación para el CEO de Tesla lleva la intención de mantener su interés en vías de seguir innovando con éxito
La nueva mansión, la tercera en la zona, será su residencia mientras se realizan renovaciones en sus otras propiedades en el Búnker de los millonarios
Debido a que es un cargo grave, la sentencia máxima podría ser de 25 años de prisión, pero debido a su recuperación de la adicción, a la no reincidencia y falta de antecedentes, se podría reducir a 20 meses