Las CARAS del emprendimiento: Mena Macgregor

Mena MacGregor nos revela cómo fusiona la moda como extensión de la arquitectura.

mena-macgregor-caras-del-emprendimiento

Einar González

Mena MacGregor, una arquitecta y diseñadora de corazón, nos invita a descubrir la historia detrás de la creación de su marca. Inspirada por su abuela, Mena ha logrado establecer un vínculo entre la arquitectura y la moda, dando vida a piezas que transmiten elegancia y contemporaneidad. Su enfoque se concentra en comunicar emociones a través de diseños que perduran en el tiempo.

A lo largo de su trayectoria, ha enfrentado desafíos que trascienden los planos y las estructuras arquitectónicas. Transformar las ideas abstractas de su mente en creaciones tangibles ha sido una parte fundamental en su proceso. No obstante, impulsada por el amor hacia su marca y su visión, ha logrado plasmarlas con una combinación de influencias y corrientes contemporáneas que dan forma al mundo de la moda.

¿Cómo surge el concepto?

Estudié arquitectura y después hice en una maestría en Diseño de Moda; ambas me han encantado toda mi vida. Estando fuera, quise crear una conexión donde la arquitectura fuera parte integral de piezas exclusivas. Al mismo tiempo, la influencia del ritual del peyote en personas cercanas, me inspiró a incorporar la parte psicodélica en mis creaciones, a través de formas y colores. Cada persona veía algo completamente diferente, y sus historias abrían las puertas a los looks. La segunda parte de mi colección, llamada “Delirio”, se centra más en un concepto comercial que en runway. Utilizo principalmente telas naturales como algodón, seda y lana, trabajando en colaboración con artesanos mexicanos.

¿Qué te inspiró a emprender?

No soy alguien que disfrute estar detrás de un escritorio dibujando planos, como mis amigas que siguieron la línea de la arquitectura. Después de hablar con mis papás, y aunque al principio fue difícil, me convencí de seguir lo que realmente me apasiona: la moda. Desde observarla y estar presente en la Fashion Week hasta decidir lanzarme, fue un acto un poco rebelde, pero fui tras lo que me hace feliz.

mena-mcgregor-caras-del-emprendimiento-2

Einar González

¿Cuál fue el objetivo de crear algo propio?

La mayoría de las ideas provienen de mí, y aunque dependo de costureras y personas que me ayudan, esto es algo que siempre quise hacer. Tener mi propio concepto es un acto de amor propio.

¿Cuáles fueron los primeros pasos que tomaste para lanzar tu marca?

Inicialmente, no tenía idea de cómo ni dónde empezar. Estaba en blanco, y personas cercanas a mí me ofrecieron la oportunidad de entrar en una tienda en el centro comercial Santa Fe. Aunque ya habíamos firmado, no tenía una colección, así que tuve que esforzarme por crear una. También participé en bazares que me dieron el impulso necesario para empezar.

¿De dónde nace tu amor por la moda?

Mi amor por la moda proviene de mi mamá, quien siempre está bien vestida y arreglada. Después de la muerte de mi abuela, descubrí que a ella le encantaba coser y gran parte de su ropa la hizo ella misma. En una visita a México, me di cuenta de que muchas de las telas de mi abuela estaban en mi cuarto, y decidí hacer algo con ellas. Además, diseñadores como Valentino, Saint Laurent y Brunello Cucinelli siempre me han inspirado.

Más contenido como este
En su apasionante labor ha logrado cubrir las últimas cinco ediciones de los Juegos Olímpicos
El intérprete dio señales de la crisis que había en su noviazgo con la argentina desde hace semanas, casi al mismo tiempo que se le vio interactuando con otra mujer
La actriz y cantante mexicana señaló que desde siempre tuvo claro que quería triunfar con creaciones propias, por lo que esta petición la desequilibró por completo
El cantante sonorense y la intérprete argentina finalizaron su relación tras dos años
La ganadora del Oscar se robó la atención con su presencia en el Festival de Cannes por dos cosas: su incansable activismo y sus dichos sobre la posición económica que tiene