Quién es Françoise Bettencourt, la mujer más rica del mundo que vive en las sombras del anonimato

Françoise Bettencourt tiene tanto dinero como Elon Musk o Bill Gates, pero su nombre es poco conocido

francoise-bettencourt -1200x675.jpg

Françoise Bettencourt es la heredera de L’Oréal que lleva una vida discreta y sobria dedicada a causas filantrópicas

GETTY IMAGES

Heredera de la fortuna familiar L’Oréal, Françoise Bettencourt, ostenta el título de la mujer más rica del mundo con un patrimonio que supera los 100,000 millones de euros. A diferencia de magnates como Elon Musk o Bill Gates, Bettencourt elige un estilo de vida marcado por la discreción, alejado del foco mediático.

Los Bettencourt y su fortuna legendaria

Nacida en 1953, Francoise es hija de Liliane Bettencourt, y de André Bettencourt, un exministro francés. Su infancia estuvo marcada por la riqueza y la influencia, pero también por la tensión en la relación con su madre.

La madre de Francoise, Liliane Bettencourt, heredó el legado de L’Oréal de su padre, Eugène Schueller. El padre de Francoise, André Bettencourt, tuvo un papel destacado en la política francesa como ministro durante las décadas de 1960 y 1970. A pesar del éxito y la riqueza familiar, Francoise describe una infancia marcada por la soledad y la presión de ser parte de una saga familiar millonaria.

Francoise se caracteriza por su personalidad introvertida y tímida. En lugar de la vida social lujosa que otros magnates llevan, ella ha encontrado refugio en la música clásica y la lectura.

Francoise fue educada inicialmente en Marymount por las monjas anglosajonas del Sacré-Cœur en Neuilly, donde aprendió a mantener una compostura imperturbable. Eventualmente, fue retirada de la escuela y educada en casa debido a preocupaciones sobre su seguridad. Esta experiencia fomentó un carácter introspectivo y una inclinación hacia la protección frente a la ostentación.

Te puede interesar: Mariela Sánchez, exnovia de Cristian Castro rompió el silencio tras su abrupta separación: ¿qué dijo?

Te puede interesar: La nueva imagen de Angélica Vale dejó sin palabras a Chayanne y así reaccionó

Te puede interesar: Quién fue Thomas Kingston, el esposo de Lady Gabriella Windsor que murió a los 45 años

Madre dedicada y protectora de su familia

A los 19 años, Francoise se casó con Jean-Pierre Meyers, un joven de una familia adinerada de banqueros judíos. Su unión desafió las expectativas de su familia, marcada por un pasado con episodios sensibles relacionados con el nazismo y el antisemitismo.

La pareja tiene dos hijos, Jean-Victor y Nicolas, ambos integrados en la empresa L’Oréal. Francoise ha procurado una vida familiar discreta, protegiendo a sus hijos del foco mediático.

Consciente de su privilegio, Francoise no ha permitido que la riqueza defina a su familia. Se ha dedicado a la filantropía y así ha inculcado en sus hijos valores como la honestidad y la responsabilidad.

francoise-bettencourt-jean-pierre-meyers-1200x675.jpg

Francoise Bettencourt se casó con Jean-Pierre Meyers cuando tenía solo 19 años, y siguen juntos actualmente

GETTY IMAGES

Un estilo de vida alejado del lujo ostentoso

A pesar de su inmensa fortuna, Francoise Bettencourt opta por una vida modesta. Reside en un edificio moderno de dos plantas en Neuilly-sur-Seine, notablemente más reservado en comparación con la opulencia que podría permitirse. Es una muestra de su preferencia por la privacidad sobre el esplendor visible.

A pesar de las posibilidades que su fortuna podría ofrecer, Francoise Bettencourt muestra poco interés en los símbolos tradicionales de riqueza como joyas extravagantes o colecciones de arte de alto valor. Su vida cotidiana refleja una preferencia por la simplicidad y la autenticidad, valores que fueron inculcados desde su infancia.

Francoise disfruta del anonimato como el mayor lujo que un multimillonario puede desear. Su vida gira en torno a su familia, sus amigos, la cultura y la filantropía, viviendo bajo el lema “para vivir felices, vivamos escondidos”

Una de las grandes pasiones de Francoise es la música clásica, dedica hasta tres horas diarias al piano. La música representa para ella una forma de expresión personal y un escape de las demandas de su posición social y financiera.

Compromiso con causas sociales y médicas

Francoise Bettencourt muestra un compromiso activo con causas sociales y médicas, apoyando iniciativas como el Instituto de Implantación Coclear de Isla de Francia. Este interés podría estar influenciado por las experiencias de su madre, Liliane, quien tuvo problemas de audición desde joven.

En un mundo donde la riqueza suele ir acompañada de excentricidades y ostentación, Francoise Bettencourt se presenta como un ejemplo de discreción y mesura. Su estilo de vida sobrio y su afán por el anonimato la convierten en una figura única dentro del selecto grupo de los multimillonarios.

Legado familiar en el mundo de la belleza

La fortuna de Francoise Bettencourt se ha incrementado considerablemente en los últimos años, gracias al éxito de L’Oréal. Su participación en la empresa le ha permitido alcanzar un estatus sin precedentes como la mujer más rica del mundo.

Francoise y sus hijos son los principales accionistas de L’Oréal, una empresa que ha logrado posicionarse como líder mundial en la industria de la belleza. Su participación en la compañía asegura la continuidad del legado familiar.

Francoise Bettencourt representa un caso atípico en el mundo de los multimillonarios. A pesar de su inmensa riqueza, opta por una vida marcada por la discreción, la simplicidad y el compromiso con valores personales y causas sociales.

Más contenido como este
Dada la dificultad para asegurar la imparcialidades de los miembros del jurado, el proceso de su selección podría tardar varios días
El primer juicio penal contra el expresidente comenzó el pasado lunes 15 de abril
Situado en una paradisiaca isla al sur de Florida, Indian Creek alberga a una elite de millonarios como Ivanka Trump, Tom Brady y David Guetta
Entre el teatro, el cine y la televisión, Martín Saracho es un talento que debemos tener en la mira.
A su llegada al tribunal, el magnate expresó que se trata de una persecución política en su contra